martes, 28 de marzo de 2006

Hoy

Hoy no fue un despertar alegre...

Mi viaje en micro se convirtio en una sátira filosófica de mis pensamientos más propios...

Me encontraba en un estado de zombi... en mi busca de sentirme viva me di cuenta de que de pronto necesitaba que la micro no me parara, que la que me parara fuera llena o que me tocara darle el asiento a una vieja prepotente... deseaba encontrarme con la gente que no me gusta ver, tener que hablar con aquellos a quienes no me gusta siquiera saludar, que me preguntaran por el ejercicio que no hice y que me molestaran las personas que no tienen de que admirarse... Necesitaba sentir rabia para recordar que aún estaba viva, que aún existia yo en esa realidad inocua...

Por supuesto, la micro me habia parado (estaba arriba de ella cuando pense esto), iba sentada y quizá el único potencial motivo de molestia fue la señora que se sento junto a mi me enterro la cartera en el espinazo, pero no pude enojarme porque era simpática...

En resumen, baje de la micro en estado de zombi, caminé hasta la u en estado de zombi y una vez dentro de mi facultad, ya habia olvidado el asunto...