miércoles, 19 de noviembre de 2008

La gente no tiene...

A veces me llegan correos contando que alguien (generalmente anónimo y nunca con enlace a su Blog) ha escrito un comentario en mis entradas antiguas.

Siempre que se trata de una entrada antigua, se trata de un comentario de crítica mala.

Eso no me molesta, sino que me da una mezcla de risa-decepción el hecho de que los comentarios siempre son hechos por gente con nula o muy baja comprensión lectora. Risa porque me entretiene contestarlos y decepción porque me doy cuenta de que mis escritos están llegando a gente de un nivel educacional muy bajo.

Quizá debería escribir de política-social más veces o de códigos de software o de quizá qué; así cambiaría mi público objetivo.

El problema es que nunca había pensado hasta ahora cuál es mi público objetivo. Entonces, voy a definirlo.

Yo escribo porque soy una trastornada y cuando puedo definir algún punto en mi vida, quiero anotarlo para no olvidarlo. Yo escribo por si a alguien en algún lugar del mundo le sirve; para que otra gente menos, tan o más trastornada que yo vea que no está sola, como a una chica española con la que conversé una vez.
(Susana pensando en modo drogada con Ibuprofeno)

Entonces, mi público objetivo es: La gente a la que le pueda servir lo que lee. Suena un poco estúpido pero cuando se está con sueño como yo en estos momentos, suena bien... ¬¬'

Como punto final, quisiera dirigirme con esto al último señor comentador de antiguos post, el cual se identificó como sergio [click aquí para ver su comentario]:

Opine lo que quiera, pero no me diga que no manifieste mi opinión, mi pensamiento, mi sentimiento y mi forma de ver la vida en MI espacio.



Este post ha sido redactado esperando las críticas, ojalá basadas en lo que realmente dice y no en lo que usted entendió. Leeré cada una y responderé todas sus dudas.