viernes, 26 de junio de 2009

Sus manos me enternecieron.