sábado, 27 de junio de 2009

pocas cosas

Hay pocas cosas que me gusten más que escuchar la lluvia chocando contra mi ventana, y hay pocas cosas que me den más lata que no poder disfrutar plenamente de esto.

viernes, 26 de junio de 2009

Sus manos me enternecieron.

domingo, 14 de junio de 2009

Me cansé...

Me cansé de buscar y de nunca encontrar.
Me cansé de esperar una o dos semanas a ver si algo nuevo sucedía.
Me cansé de pensar que pronto iba a llegar aquel que cambiaría mi mundo.
Asumí que simplemente no es el tiempo de que yo tenga pareja;
Asumí que mientras siga en la u nadie nuevo aparecerá.
Que no lo encontraré un día bajo una piedra.
Que no será justo con el que choque en la calle.
Que no será alguien que vea más de una vez en la micro.
Que no encontrará mi blog y leerá justo lo que quería escuchar de una mujer.
Que no será alguien que ya conozco ni alguien que estoy por conocer.
Que no tendré de quien apoyarme en los momentos dificiles que vendran ni a quién contarle los que ya superé.
Que no es el momento, simplemente, de entregar más que unos besos locos sin sentimiento ni razón.

Lo asumí porque entendí que no es algo malo; que, a pesar de mis deseos, quizá encontrar a ese "alguien" no es lo que necesito; que no tener en quién apoyarme me hará probablemente más fuerte y que ese ser está por ahí en alguna parte del mundo: quizá en Francia, quizá en Espoo, quizá en Tombuctú, pero simplemente no ha llegado nuestro momento de encontrarnos, de conocernos, de entregarnos lo que cada uno necesita del otro; de hacernos felices.

Lo asumo y me lo digo y lo escribo para que no me salga por la otra oreja. Es tiempo de actuar, pero no en la dirección del amor sino del progreso, no en la dirección de "jugarmela" por alguien sino por mi misma; por lo que es más importante en mi vida en este momento, que no es amar ni ser amada, sino cumplir ciertas metas que se ven cercanas; la u, la tesis, la vida sana, la integridad personal.

Una vez más el amor tendrá que esperar, pero esta vez será con plazos fijos: cuando tenga trabajo o algún rumbo fijo post-universidad lo buscaré y esta vez sí que sí: no paro hasta encontrarlo.