lunes, 24 de junio de 2013

Vacaciones, parte 3 - Acrópolis de Rodos

Hoy les quiero contar de nuestro primer paseo fuera de los límites del hotel. Esto fue cuando decidimos visitar la Acrópolis de Rodos, que se encuentra a unos 20-25 minutos caminando desde el hotel y 3 kilómetros del centro de Rhodos. Data del período Helenístico (siglos tercero y segundo antes de Cristo).

Está localizada en el monte Smith y en ella se puede admirar los restos del Templo de Apolo, un estadio y un teatro pequeño. Además se encuentran restos de un gimnasio, un tempo a Zeus y uno a Atena, otro templo que se cree dedicado a Artemisa y se presume que se podría encontrar un teatro más grande al sur de esta área pero este aún no ha sido identificado entre las ruinas. De todas estas cosas, nosotros conocimos el templo de Apolo, el de Artemisa, el estadio y el teatro pequeño.

El camino para llegar allí desde nuestro hotel fue colina arriba (ya mencioné que queda en un monte), pero nada muy exigente, es una caminata que cualquiera puede hacer. De todas maneras, según recuerdo el viaje debe costar menos de 8 Euros en taxi.

Estas son algunas de las fotos que tomamos en el camino.

Una casa hermosa abandonada a medio construir. Si volvemos más adelante y la crisis sigue, ¡me la compro!
Arbustos con diseño!

Yo, presentando al público los arbustos con diseño :P
Una vez llegamos al área, la vista era inmediatamente espectacular. Lo primero que uno puede ver son las ruinas del templo de Apolo, y de ahí sólo se vuelve más y más maravilloso. Además, tuvimos la suerte de que el día estaba un poco nublado (lo que hizo la caminata de ida perfectamente cálida y perfectamente fresca) y se fue nublando más y más de forma muy rápida. Para cuando estábamos en la acrópolis misma el cielo tenía un color plateado precioso que daba un contraste magnífico con las ruinas y pronto empezaron unos truenos y relámpagos maravillosos.

El templo de Apolo





Ahí se puede ver en detalle ruinas originales y también la parte reconstruida.

Inscripción junto a la puerta del santuario de Artemisa. Estas ruinas estaban en una terraza a nivel inferior con respecto al templo de Apolo.

Desde dentro del santuario de Artemisa y hacia el templo de Apolo.
Cuando empezaron los truenos y relámpagos, ambos sentimos la necesidad de poder perpetuar lo espectacular del fenómeno + ruinas, por lo que a Steffen se le ocurrió hacer un vídeo para, ya que capturar el relámpago con la cámara era imposible, al menos capturar el trueno. El resultado a continuación.


Un poco más abajo del templo de Artemisa, y cuando yo ya pensaba que había pasado lo más interesante, aparecieron ante nuestros ojos el teatro y el estadio. Yo casi me desmayo de la emoción. Ésta era la vista.


yo, sentada en primera fila del teatro :)
 El estadio es tan grande que es imposible de fotografiar apropiadamente con una cámara normal, las fotos simplemente no le hacen justicia. Steffen tomó un vídeo para tratar de solucionar esto, que también tiene un trueno de fondo que lo hace bien interesante.

video

 Más allá del estadio y teatro, había varias piedras con inscripciones en griego antiguo y que nos dejaron a ambos con la boca abierta. Aquí algunas de ellas.


Steffen con una S, haciendo honor a la letra familiar.
También había un pequeño puesto informativo donde salía la historia de las excavaciones, teorías y otras cosas acerca de la vida que se llevaba en este lugar en el período helénico. Lo mejor de que estuviera este lugar es que nos sirvió para refugiarnos cuando por fin se desató una tormenta de proporciones y que no paró hasta el otro día.



Al salir de ahí fue cuando quedamos empapados de pies a cabeza, zapatos con piscina privada incluidos, y como eran el único par que llevé, no tuve más opción que comprar las "croc". Afortunadamente una joven muy amable se ofreció a llevarnos cuando íbamos en un cuarto del camino de vuelta y hasta la puerta del hotel, lo que probablemente nos salvó de enfermarnos.

 Tenemos tantas fotos y tantos recuerdos de ese día en particular que es difícil condensar todo en un solo post, pero si no sigo avanzando va a llegar fin de año y no voy a terminar. Si quieren más fotos digan y en una de esas cuelo un par más de la acrópolis entre los otros post.

Finalmente, un dibujo de una vista lateral de cómo pudo haber sido este lugar cuando se encontraba en todo su esplendor. Hermoso.



Si quieren saber más de la acrópolis de Rodos, les recomiendo estos enlaces:

http://www.easytraveller.gr/pdflinks/rhodes_acroloplis.pdf
http://www.goddess-athena.org/Museum/Temples/Rhodes/index.htm

miércoles, 19 de junio de 2013

Vacaciones, parte 2

Como me he demorado tanto con los posts de las vacaciones, empezaré primero con las fotos por categoría en vez de por fecha como quería que fueran en un principio. Entonces lo que se verá a continuación serán distintas fotos de cada "zona" tomadas quizás en distintas fechas. Partimos entonces.

La costa.

Como dije antes, estuvimos en el lado noreste de la isla y teníamos la playa al cruce de la calle. Las vistas espectaculares, al menos para mi fue toda una experiencia poder ver "algo al otro lado del océano". Con esto me refiero a que nos era posible ver la costa de Turquía cerca de la línea del horizonte y para mi que estoy acostumbrada a ver la infinidad del Océano Pacífico o ahora la infinidad del ¿Mar del Norte?, el ver tierra al otro lado me hacía, curiosamente, sentirme más pequeña en el planeta.
La playa en si era inmensa, aunque -supongo que por ser aún temporada baja- no se veía que le hubieran puesto mucha atención a su cuidado. De todas maneras se veía muy limpia ¡y hermosa!


 

Se ven lindas las sillitas, pero el arriendo costaba carísimo!

Eso supongo que será una especie de feria artesanal que abre en verano. O quizás era un arriendo de tablas de surf. Eso tiene más sentido, pero ya no sé.

La basura más común eran escombros, pero siempre agrupados más cerca del camino que de la costa.

Ahí se ve bien que los escombros no alcanzaban a la zona de playa propiamente tal, aunque sí echaban a perder un poco la vista pre-playa.

Ahí se ve mejor que nunca la línea costera de Turquía. ¿No les parece interesante también a ustedes?
 
Créanlo o no, hay una razón por la que me pareció una buena idea usar "Crocs" marca chancho. Ya les contaré la aventura que me obligó a "renovar mi calzado"

Mi marido lindo, con su look de El Padrino en la costa griega.

Eso en mi mano es una piedra! si no hubiera sido tan pesada me la traigo, porque la forma de huevo era IMPRESIONANTE!

lunes, 17 de junio de 2013

Vacaciones, parte 1

Hace ya un rato (bastante largo) que volvimos a Stavanger después de pasar una semana en la isla de Rhodes, o Rodas en español y según Wikipedia:
La isla de Rodas, Ρóδος, es la isla más extensa del archipiélago del Dodecaneso. La capital de la isla se llama también Rodas. Tiene una longitud de 78 km y su ancho es de 39 km (entre los cabos Monolithos y Lindos) y una extensión global de 1.398 km².
La montaña más alta en la isla se llama Ataviros (1.215 m).

En la isla se encontraba la estatua conocida como el Coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo antiguo. Esta estatua, que representaba al dios Helios (sol), fue realizada por el escultor Cares de Lindos en el año 292 a.C, y fue destruida por un terremoto en el año 226 a.C. Según escritores, la estatua estaba hecha con placas de bronce sobre un armazón de hierro y medía unos 32m.
Aquí va un mapa para que entiendan el relato de cómo fue, qué vimos, por dónde anduvimos, etc.


Nosotros nos hospedamos en un hotel que queda a la salida de la ciudad de Rodos, en un pequeño poblado que queda entre Rodos y Ialisos (en el lado Oeste del Noreste de la isla) llamado Ixia.

Camino desde el Aeropuerto de Diagoras (en Paradisi) al hotel.
Lo primero y lo más impresionante que pudimos ver fue los efectos de la crisis, cuyo quiebre se produjo hace ya un par de años. Es impresionante la cantidad de construcciones que tuvieron que ser abandonadas; habían casas y edificios de diferentes dimensiones y niveles de lujo que simplemente pararon y quedaron ahí, ahora llenas de malezas por todos lados. Me sorprendió la cantidad que había, y nuestra teoría es que la isla estaba en pleno período de crecimiento/expansión cuando la crisis llegó.

El hotel
Nuestro hotel mismo no está aun terminado. La mayor parte está funcionando en pleno, pero se trata de un hotel nuevo (abierto el 2011) y hay un ala completa del mismo que está a medio construir. Tal parece que la crisis afectó a grandes y chicos por igual. A pesar de eso, es simplemente precioso. Amplio. Lujoso sin ser ostentoso y elegante sin ser presuntuoso. Perfecto para nosotros, ya que Steffen disfruta el lujo pero yo me siento como mona en seda si la cosa es muy "seria". El hotel tenía un excelente punto medio.




Pensaba escribir más en esta primera parte pero si sigo esperando jamás voy a publicarlo.