sábado, 11 de noviembre de 2006

You and no other

Comencé a tiritar entrada la media noche... de a poco recuperé la memoria y comprendí qué había hecho... todo por unas pocas pildoras... todo por compensar mi falta de voluntad... Abandoné tres tratamientos dándomelas de fuerte, diciendo que ya estaba recuperada o que podía hacerlo yo sola... La verdad es que cuando estoy bajo el efecto de las malditas pastillas las cosas no se ven tan mal como cada vez que no las consumo... Nunca pensé llegar a esto... Veo mi falda arrugada y empolvada y siento cómo el frío se vuelve a apoderar de mi alma... lo hice... de verdad lo hice.
Está bien, creo que es hora de irme... Pero ¿qué hago?, dónde lo escondo... si alguien lo sabe me quitarán la custodia de mi hija y entonces quedaré completamente sola... Mi niña, cómo la amo...
Sí... volvere a casa, acostare a mi niña y le daré la leche... entonces veré qué hacer con esto... es lo más sensato... sí... haré desaparecer los vidrios rotos y limpiaré toda la sangre... Sé que no hay más huellas que las suyas propias cuando apretaba la alfombra para intentar liberar su cuello de mis manos... Debo admitir que no me sentía capaz de hacer algo como esto... Siempre dije que si mataba a alguien lo haría con mis propias manos y mirándolo a los ojos, para que con su último soplo de vida supiera que fuí yo y no otra persona quien le quitó la vida... Pero jamás me creí realmente capaz de mirar a los ojos a alguien y ver cómo la vida se le escapaba y luego ver mi cuchillo romper su carne ya muerta poco a poco y sentir cómo sus huesos se quebraban bajo el martillo... y el hermoso sonido de mi cuchillo penetrando entre sus costillas... Pero no me puedo distraer... una vez que haga dormir a mi hija llevaré todo al auto y iré a dejar el cuerpo al cementerio... o talvez deba dejarlo en el mismo sitio... No... no puedo hacer algo así... Lo mejor será olvidarme del asunto y seguir mi vida normal mientras se pueda... mi hija y yo nos merecemos una vida de paz... Una vez que la ponga a dormir me iré a dormir también, y al otro día la levantaré e iremos al parque como nos es costumbre los días Sábados... Creo que después de lo que pasó no tomaré más pastillas... Lo haré por mi niña. No quiero que su madre sea una asesina y además de eso una adicta... ¡Qué hermoso día será mañana! pasearemos y compraremos un helado de tres sabores para cada una... Creo que visitaremos a mi madre...


----------------------------------------------

El departamento de policías fue alertado por una llamada telefónica anónima y me pidió concurrir al lugar. Al principio pensé que se trataba de una broma e incluso pensé en no ir... pero cuando lo vi no lo podía creer... Una mujer paseaba en coche el cuerpo descuartizado de su pequeña hija... Los análisis comprobaron que se encontraba bajo el efecto del alcohol y las drogas y las pruebas psiquiátricas arrojaron un cuadro de esquizofrenia avanzado. Aún recuerdo los gritos desgarradores de la mujer, que pedía que por favor le dieran la leche a su hija a las seis en punto.