viernes, 2 de febrero de 2007

Flying to lands that are far far away from here

El futuro profesional de mi área parece estar ligado directamente con la exportación de profesionales... Eso me asusta un poco; no soy de las que saca las mejores notas ni de las que tiene la mejor labia para 'engrupir' gente acerca de mis capacidades profesionales, sean estas ciertas o no... Dicho de otra forma, me da miedo 'quedarme sin país para ir'.

Vi en una noticia, enviada vía msn por mi papá, que en Australia hay escasa vocación científica por parte de la juventud, en un artículo llamado Desperately Seeking Scientists. Esto significa que de aquí a unos años más, probablemente habrá grandes oportunidades de ir al continente insular y triunfar en él, un lugar hermoso y ¡¡con un acento que me fascina!!, sin tomar en cuenta su rica cultura y único e inigualable patrimonio genético. Me llama mucho la atención; pero a la vez me aterra: me aterra no calificar para estar entre los 'elegidos'. Tengo todo el ánimo de que este semestre las cosas sean diferentes; de obtener mejores calificaciones y triunfar en lo que se podría llamar 'hacer contactos', pero no sé si me resultará; eso es algo tan relativo...

Pero dejando de lado mi interés científico, que por estos días va en crescendo, no puedo dejar de pensar en mi interés literario, que, debo decirlo, también va en crescendo. No sé si fue por culpa de ver Dead Poets Society siendo muy pequeña o de ver y seguir viendo películas de este tipo; como son Renaissance Man, Dangerous Minds y cuantas otras donde se demuestra que la literatura; la poesía especificamente es la más fuerte de las armas para apaciguar corazones... Eso me sigue llamando la atención y me gustaría tener esa capacidad; ese espíritu... A parte, como decía la tía Josephine , la gramática es lo que alegra la vida [1].

En estos momentos sólo espero que, sea cual sea el lado vocacional por el que alcance el éxito, me permita alcanzar la realización personal que todo ser humano espera y que en mi caso contempla una serie de sueños y añoranzas que día a día se van convirtiendo más en metas que QUIERO alcanzar.

Esto ha sido todo por hoy, buenos días y buen día.

--

[1] Tía Josephine, de Lemony Snicket's A Series of Unfortunate Events. Le encuentro razón a esa frase; la gramática es una de las cosas que me alegra la vida :P [y me desespera que no sigan sus reglas básicas y más aún me desespera descubrirme en un error gramatical]