martes, 30 de enero de 2007

I want to ride my bicycle, I want to ride my bike!

Sandri, Jani y yo salimos hoy a andar en bicicleta. Costó mucho hacerme el ánimo para levantarme y salir a la calle dispuesta a hacer ejercicio, pero esa misma falta de ánimo por romper la inercia me hizo obligarme a hacerlo. Eso sumado a los sobornos de las niñas!!

Como una forma de castigarme por mi flojera decidí andar con el cambio más pesado, pero luego me di cuenta que no iba a durar más de una cuadra con ese ritmo, así es que bajé a uno pesado, pero no tanto. Así recorrimos varias veces y casi completos los pasajes aledaños y el nuestro. Nos paseamos por Dover, Bristol y Londres. Muchos dirán: '¡Oh!, pero ¡cuánto mundo tienen estas niñas!' pero yo les digo: '¡¡Noo!!, Lo que pasa es que así se llaman los pasajes acá' :D

Ya, la cosa es que debo admitir que me divertí bastante y quedé con deseos de seguir saliendo; mucho más seguido y después en Marzo poder, como pensaba hace un tiempo, manejar una bicicleta en la Universidad y moverme con ella allá, pués si Dios quiere tendré que darme vaaaarios paseos desde el inicio de los terrenos de la UdeC y hasta el fooondo de los mismos... Repito: Si Dios quiere.

Afortunadamente no me duelen las piernas, aunque sí me duele la colita jajajaja pero qué le vamos a hacer...

Después de andar en bicicleta, pasamos a nuestra típica actividad de estas vacaciones; ver unas películas. Fueron 2 y ambas ya las había visto, pero igual se disfrutaron. Curiosamente hoy ordené muy poco de mi pieza lo cual fue romper con la rutina totalmente ya que se me está haciendo hábito (que ha resultado bastante reconfortante y productivo)

Siempre es bueno 'cambiar de aire', eso lo tengo claro, pero el problema de esto; de hacer cosas diferentes, es que he descuidado un poco la lectura de 'preparación para Marzo'... Lo bueno es que aún quedan unos cuantos (o varios) días de vacaciones, así es que podría decirse que 'aún tengo tiempo'.

Cambiando radicalmente el tema, me gustaría referirme a los bronceados de closet. Ese típico color 'blancucho' que se instala en nuestras pieles los días de invierno y que causa ataques de timidez los primeros días de verano, pues al blanquearse deja ver todas las imperfecciones del 'bronceado' del año anterior... No sé si alguna vez lo he comentado con alguien, pero me carga el hecho de que los gringos, al hacer cara pálida, dejen ver sus partes posteriores cubiertas de una piel tan blanca que no parece estar viva... Es verdad que ellos en general son mucho más 'claros', pero siento que ahora estoy en una situación bastante parecida, aunque no solo de mis partes posteriores, sino de todo lo que va el 80% del tiempo cubierto de ropa... En resumen, tengo bronceado de closet... Quizás debí aceptar la proposición de ir a Santiago... Así me hubiera bronceado en confianza.

Ya, me despido; voy a jugar con la Sandri