viernes, 17 de agosto de 2007

Tengo sueño, mucho sueño...

Anoche casi no dormí. El tiempo pasó durante el día y me dejé llevar por él hasta que 'recordé' que debía entregar el informe de bioinformática. En realidad lo recordé todo el día, pero no me decidía a hacerlo. Simplemente lo estaba dejando para después. El resultado fue un informe cuyas últimas páginas no sé bien que decían, un dolor de ojos horrible y una potencial cagada en el lab.
Les cuento lo del lab, que podría decirse que es lo más interesante de mi día... Resulta que me tocó hacer tubos, es decir preparar medio de cultivo (MEA), vaciarlo en tubos de ensayo, hacerles tapa de algodón y luego autoclavarlos (ponerlos en una especie de olla a presión gigante para esterilizarlos [1]). Si bien en mi sonambulismo pude hacer la correcta elección entre una rejilla de plástico y una de metal, jamás tomé en cuenta que la rejilla de metal estaba forrada en pintura... Resultado: cuando volví de almorzar vi que todos estaban en la sala de lavados (lugar donde está el autoclave) e inmediatamente pensé que éste había explotado (jamás consideré la posibilidad de tener algo de culpa en el incidente)... Bueno, tan trágica no fue la cosa, pero sí fue mi culpa; sólo fue que la pintura se derritió y dejó, literalmente, la kgada... La lata del autoclave, todos los matraces y los tubos quedaron con un lindo toque de pintura derretida... Todo quedó con pintura... menos la pobre rejilla... Me sentí como rara, porque nadie me retó, ni me dijo 'la kgaste' ni nada parecido... Un par de tallas y 'amenaza' de webiarme hasta que se les olvide... Osea yo creo que pa siempre. Alex contó que a alguien más ya le había pasado (mencionando además que esa persona había sido echada del lab XD), Benito limpió la lata, Ale limpió el autoclave, entre todos hicieron algo para arreglar MI kgada... Hasta Daniela se sentía culpable por no haberse dado cuenta de que yo tenía una rejilla con pintura... Fue una sensación rica sentirse tan en casa... Es como cuando he quebrado un plato y me ha dado una lata tremenda, pero la mamá dice simplemente 'Ah, botalo a la basura; cuidado con cortarte'... Pensé que iba a querer salir corriendo luego de mi pastelazo y pasó todo lo contrario: sentí, nuevamente y con mayor intensidad, que quisiera estar ahí todo el día. Es increible; una sensación única y grandiosa el haber encontrado a estas personas... A pesar de las diferencias de edad congenio tan bien con ellos... Aún me cuesta hablar con la gente; la mayoría sabe que eso no es un proceso fácil para mi, pero me he sentido querida tan rápido que las cosas se han dado naturalmente.

Bueno, en relación al título... me voy a dormir!
--
[1] Si desea saber más acerca de qué es un autoclave, haga clik aquí