miércoles, 1 de abril de 2009

Cómo un simple detalle puede marcar la diferencia.

La sonrisa dirigida al lugar correcto

La elección de ropa correcta

Las palabras correctas.

Hoy se acercó bastante a la perfección.

Sencilla, sutil perfección.

Buen día,