sábado, 5 de octubre de 2013

Indigestión

Tenía muchos deseos de que llegara el fin de semana para escribir en el blog acerca de todas las cosas interesantes que pasaron esta semana, para limpiar a fondo el departamento, para ordenar mi escritorio, para hacer cambio de temporada en el closet, etc. Pero, en cambio, estoy con el computador en la cama, con té y chocolates a mi lado, y sin energías. Todo gracias a una indigestión o algo raro que le pasa a mi estómago, que empezó el jueves con un ataque de colon como los de mis peores días de tesis, pasó por hacerme creer que estaba con el azúcar alta, y terminó por tirarme hoy a la cama sintiendo que tengo algo pegado en la guata (aunque a esta altura dudo que quede algo dentro de mi sistema digestivo).
Afortunadamente no tengo dolor, así que a parte del cambio de planes, en realidad no me siento con derecho a quejarme. Steffen tiene libre hoy y atento a mi aún en medio de su juego con mi cuñado, y yo puedo darme el lujo de relajarme y hacer lo único que mis energías me motivan a hacer: mirar Finn.no en busca de la casa de mis sueños, y mirar Pinterest mientras imagino cómo decoraré la casa de mis sueños.

Esta fue una buena semana para mi, con trabajo intenso y bastantes satisfacciones personales. Espero que los que pasen también hayan tenido una buena semana y si no, ánimo que pronto todo será mejor.

La próxima semana es vacaciones de otoño, lo cual significa que a pesar de trabajar normalmente, tengo libres las tardes ya que no tendré clases de noruego ni de cultura y sociedad noruega! :) Espero ahí escribir acerca del trabajo, de nosotros, de los diversos eventos extraños que hemos divisado en el cielo, etc.