lunes, 4 de febrero de 2008

Enferma Imaginaria

Si no tengo problemas me los invento. Creo que no es la primera entrada que parte así, pero es una realidad que se presenta a mis ojos.

Anoche nuevamente para logar dormir tuve que reprenderme por pensar en dramas que no existen, en amores que no siento y en culpas que no me pesan.

Cuento con que este viaje al Sur me sirva para despejar la mente, para relajar el cuerpo, para reivindicar al corazón.

La verdad es que me siento libre como el viento, ya no necesito respirar como puse alguna vez según la canción de Medina Azahara [ver video]...




Tengo los amigos que necesito, las actividades que me hubiera gustado toda la vida tener en vacaciones, al 90% de mi familia reunida en casa, grandes proyecciones para todos en este año, la valentía y el descaro que me faltó muchos años antes para no perder oportunidades de pasarla bien, de hacerme más dueña de mi misma, de disfrutar de mi vida por fin...

Y la burra, se pone a pensar leseras... Pero bueno, como bien dice la excelente canción de Marilin Manson Man That You Fear [ver video, la frase sale al final],

When all of your wishes are granted, many of your dreams will be destroyed




En este momento de mi vida tengo todo lo que desee/soñé durante muchos años; las cosas que mencioné arriba y otras varias más, pero sinceramente lo que más aprecio es que me siento dueña de mi misma; soy capaz de dominar mis sentimientos de culpa por cosas que no lo merecían, soy capaz de tomar mis decisiones de forma conciente y según únicamente mi propia voluntad.

Creo, gente, que por fin esta adulta joven [que hasta hace poco no se sentía como tal], está aprendiendo a ser Susana... y qué curioso que sea justo en el momento en que pienso cambiarle el título a mi blog...

Y bueno, estando tan en paz con mis sentimientos como que la mente se aburre y piensa leseras, pero qué le vamos a hacer; de alguna forma se tiene que notar que esta friki sigo siendo yo...

Ahora que tengo grandes logros en mi 'ser yo', debo buscar nuevos horizontes para llenar los vacíos que dejan los sueños cumplidos.