lunes, 25 de mayo de 2009

Days dancing in my brain.

Este fin de semana largo pasó literalmente volando.

Quizá debido a que los días previos fueron muy intensos, académicamente hablando, pero no tomé conciencia alguna de cómo pasó mi tiempo de descanso. Nunca supe cuándo fue Miércoles en la tarde, ni Jueves ni Viernes, por lo que este post está dedicado a dilucidar qué pasó en mi vida en estos días, así no siento que me perdí de algo.

Miércoles:
Salí del certamen, le envié un mail a mi profe para preguntarle por su salud y fui a almorzar. Cuando iba de vuelta empezó a llover fuerte: Entre el Casino Los Patos y el Arco quedé completamente mojada, siendo literal. Anticipando que Chacabuco se inundaría, decidí caminar al paradero inmediatamente para evitar tener que sumergirme en el "río Chacabuco". No tenía ganas de luchar contra los rápidos. Cuando bajé del bus estaba lloviendo y soplaba el viento, por lo que me dio un poco de frío y llegué a casa tiritando. Me cambié ropa y sé que revisé mi mail pues leí la respuesta al correo que envié a mi profe. Los recuerdos después son bastante confusos, de hecho estaba confundiendo lo que hice este día con lo del Jueves. Sé que llovía mucho pues cuando se fueron las amigas de mi hermana me mojé bastante con solo ir a abrir la reja.

Jueves:

No recuerdo qué hice en la mañana ni al medio día. No recuerdo qué comimos ni a qué hora. Sí tengo claro que amanecí resfriada y mis papás fueron a ver a mi tío por su cumpleaños. Sandra y yo empezamos a ver He's just not that into you, pero estaba mala y se cortó a la mitad. Cambiamos de película y empezamos a ver Slumdog Millionaire, cuando de pronto llegó Sebastián a visitarnos y seguimos viéndola con él. Esta película también estaba mala y se cortó, por lo cual nos quedamos con los crespos hechos 2 veces jajaja. Como no habíamos tomado once, salimos a comer pizza (primera chanchada del fin de semana). Cuando volvimos a casa sé que conversamos un rato, tomamos un té y de ahí mi memoria queda en blanco.

Viernes:

No sé a qué hora desperté ni que comí ni que hice. Mi resfriado seguía igual y sé que a media tarde empecé a ver 12 Monkeys pero luego me llamó Sebastián para ir a su casa y quedé a la mitad (efectivamente, no he logrado ver ninguna película entera en estos días). En casa de Sebastián compartimos bastante con sus amigos y me di cuenta que hace bastante que no tomaba vino, porque preparé un borgoña y no me convencía hasta que me tomé el primer vaso completo, porque seguía sintiéndolo amargo. Me está traicionando el poco carrete, pues también sentía fuerte el vodka naranja y sólo con gotas de alcohol. Es eso o la edad jejeje. Me dieron los estúpidos tiritones de la mano, vaya a saber por qué. Cuando nos estaba bajando el sueño fuimos al Manhattan (segunda chanchada del fin de semana). Dormí donde mi hermano pues estabamos muy cansados para algo más.

Sábado

Día máximo de la chanchería y la flojera. Despertamos bastante tarde, Sebastián me vino a dejar a casa (lindo) y almorzamos tarde. Luego empecé a revisar mi blog, que últimamente he convertido en una lluvia de ideas azarosas. En eso llegaron mis primos y sus hijas, conversamos y comimos completos, más tarde llegaron Sb y Eli y un poco después llegaron otros primos y su hija. Se pasó un buen rato, comimos muuuucho y mi resfriado había disminuido, salvo por la congestión nasal (súper sexy). Cuando todos se fueron con mi hermana vimos unos vídeos de una serie nueva y nos acostamos muy tarde. Como seguí perdiendo tiempo en el computador, terminé quedándome dormida como a las 5am.


Domingo:

Hoy desperté muuuy tarde, hablé en estado zombie con la Jani, que nos traicionó todo el fin de semana sin venir a visitarnos, almorzamos cerca de las 4 de la tarde y sin darnos cuenta ya eran las 5, el día se fue más rápido que tren japonés y lo mejor de todo es que no había cosa que pudiera estresarme, excepto darme cuenta lo olvidadas que tengo mis clases de finés. A ver si esta semana me pongo las pilas.


Ahora ya es Lunes, debería estar durmiendo pues mañana tengo clases a las 8am. Este post parece Twitter, pero era necesario para organizar los recuerdos de qué hice cada día.

Empieza una nueva semana "normal". Ojalá las novedades sean para todos buenas.

**Me acabo de acordar que hoy fue mi santo. Para eso me llamó la Jani.**