jueves, 30 de septiembre de 2010

Mi bebé.

Mañana cumples 3 meses. Estás tan grande y bonito. Cada día más perfecto de lo perfecto que eres desde que eras un pececito de corazón vibrante... Es como si hubieras nacido la semana pasada; las emociones de ese día se sienten tibias aún en mi recuerdo...

Ese día que te fuiste te tuve conmigo tanto como pude... quería que me recordaras en alguna parte de tu subconsciente de bebé como una de las últimas cosas que sentiste antes de irte lejos de mi por tanto tiempo. Pero no con un afán de que recuerdes a tu tía más viejita, sino que me gustaría que recordaras todo ese amor que te traté de transmitir a través de la piel, que no es ni una milésima parte de todo lo que te quiero, pero aún así es mucho todavía.

Me gustaría que supieras que acá, bien lejos de ti, habemos un montón de viejos babosos que nos emocionamos hasta las lágrimas con cada foto, con cada vídeo, con cada respiro que das, porque eres nuestro bebito, la cosa más linda y chiquitita por los 2 lados de tu familia...

Mi bebé, me gustaría que pudieras saber cuánto te extraño y cuántas ganas me dan de tenerte junto a mi y darte un beso por tus 3 meses... pero por ahora sólo puedo apelar a que a pesar de las distancias sientas contigo ese amor que te dejé en la piel cuando te fuiste...

Y me da pena pensar que quizá yo no esté acá cuando vuelvas, pero te veré tan seguido como sea posible, para renovarte mi carga de amor, porque tú le has dado otro sabor a mi vida, otro sentido a mi vida, otro motivo a mi vida.

Y si tenemos la suficiente suerte de que Blogger siga en pie cuando ya sepas leer, quizá puedas algún día saber que desde acá del Sur del mundo tu tía Susana entre temblor y temblor está pensando en ti, mientras probablemente tú juegas con tus papis y les dices un Agú perfecto de esos que tanto me gustaría escucharte decir.

I love you, baby C.

domingo, 26 de septiembre de 2010

El temblorcito...

No tienen idea cómo fue... ni se lo imaginan...

 

A veces no me explico cómo estamos tan bien... a veces no me creo que realmente sucedió...

Pero acá estoy, lista para lo que venga.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Extracto de mi comentario en Taconeras...

(...) sí, es que los “príncipes azules” son tan fomes!!! y los “chicos malos” nos hacen sufrir tanto… pero bueno, la verdad ahora no tengo de qué quejarme, sino por el contrario, porque mi macho motoquero sin sentimientos y lleno de testosterona, es a la vez el hombre más dulce, preocupado y maravilloso que he tenido la dicha de conocer, de amar y de que me ame… Simplemente la mezcla perfecta; lo mejor de 2 mundos(...)

Blog Taconeras / Cosmopolitan

viernes, 24 de septiembre de 2010

el día del juicio se acerca...

Hace días de forma intermitente, pero hoy de forma ininterrumpida, me ha dolido la parte de atrás de la mandíbula inferior, en el lado derecho. Cuando eran dolores que iban y venían lo atribuía a alguna caries que no se decidía a atacar.... pero ahora ya sé que no es caries... porque no es dolor de la última muela, sino algo como que viene de abajo, cerca del hueso de la mandíbula... y un tipo de dolor que nunca había sentido antes.

De acuerdo a las muchas radiografías que me tomé mientras estaba en el tratamiento ortodoncista, sé que tengo sólo una muela del juicio, la cual estaba ubicada en mi mandíbula inferior (la última vez que la vi) de forma horizontal (perpendicular a lo normal) y lejos de todos los demás dientes, sin molestar a nadie... el problema es que no me acuerdo a qué lado era, no tengo las radiografías para consultarlas, y esta cosa duele que duele... y me está empezando a tomar el oído :(

... y yo que creía que este día nunca llegaría, que mi muela nunca brotaría y que mi juicio nunca sucedería...

domingo, 19 de septiembre de 2010

En la mañana...

[8:54:52] él: so...
[8:54:53] él: are you happy? :D

 Antes de conocerte, mi vida iba directo a convertirse en lo que siempre se hubiera esperado de mi: terminar mi carrera, trabajar, comprarme un departamento con 2 dormitorios y un Suzuki Swift azul petróleo. Iría de shopping todos los viernes o quizá más frecuentemente y saldría de fiesta semana por medio. Bailaría hasta el amanecer nublándome la realidad a costa de Rusos Blancos, y de vez en cuando me subiría a alguien al depto, evitando darle mi número de celular para que nunca más me buscara y evitando que se quedara más del tiempo necesario. Los sábado y domingos los pasaría probablemente donde mis papás, y usaría más de la mitad de mi sueldo en comprarle todo lo que quisieran a mi hermana y mi(s) sobrino(s). Y cada noche al acostarme y cada mañana al levantarme maldeciría mi vida por estar tan sola, y rogaría a todos los cielos porque me enviara a alguien mágico, por el que cambiaría todo lo que tengo (como hacía hasta antes de que aparecieras).
 Ahora en cambio tengo un futuro incierto, donde en caso de que lo nuestro se dé bien, que es lo más probable; cambiaría de país y de vida en general. No tengo idea de si me van a validar el título, ni cómo voy a sobrevivir a un clima tan diferente al mio, ni a un idioma tan diferente al mio. Tendremos que sacar adelante una vida de familia y a pesar de que las cosas no serán fáciles al principio y que sólo podré ver a mi familia una o (con suerte) dos veces al año, cada noche y cada mañana sentiré mi corazón regocijarse en nuestro amor y en nuestra vida juntos (como hago desde que llegaste a mi vida).

[8:55:03] Su: siiii
[8:55:05] Su: very much.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Y lo miro y lo miro y no dejo de mirarlo... me hace tan feliz con tan sólo existir...

Enferma

Uuff desde el Miércoles que ando enferma... pensé que me había mejorado, pero parece que no fue así, porque nuevamente me estoy sintiendo mal... aunque no tan mal como ayer... Pero si sigo así no podré salir al veintiúnico carretito que tenía... :(

domingo, 12 de septiembre de 2010

Dejar de vivir en Chile.

La verdad no había querido tocar este tema... pero dado que estamos en Septiembre, con las celebraciones vibrando bajo la piel y el patriotismo a todo dar, me ha inspirado y he decidido hablar de ello.

El 2010 ha sido definitivamente el año más intenso de mi vida. Un terremoto, una enfermedad terminal, 2 nuevos integrantes de la familia (C y J), estar a punto de terminar mi carrera, haber hecho muy buenos amigos, una declaración de amor, una relación que ya lleva 6 meses y es cada día más perfecta, entre otras cosas que ahora no recuerdo pero se me vienen a la mente cada cierto tiempo. Este año, también, de acuerdo a la celebración popular, se conmemoran 200 años desde nuestra independencia. Pero además de todo esto, existe la posibilidad loca de que este sea el último año que pase en Chile. No es seguro ni es tan probable, pero es una posibilidad cierta y es por eso que no puedo dejar de pensar en ello. Y ante esa posibilidad, me he puesto a sentir cosas que voy a extrañar de mi Chile querido. Y en este punto hago hincapié de que estoy hablando de mi país; que a mi familia tengo más que claro que la voy a extrañar hasta rabiar.

Mi Chilito... a veces me da rabia que seas así, tan conformista y "segundoymedio-mundista"... a veces te amo por ser lo que eres; por funcionar bien a pesar de todo lo mal que te operamos... te amo por ser tan hermoso y te odio por ser tan caro de conocer... Pero sabes qué? Ya que estamos en Septiembre mejor me enfoco en los aspectos folclóricos... por ahora al menos.

Amo las Fiestas Patrias... aunque no lo sabía hasta ahora; cuando miro todo con ojos emocionados pensando que luego no veré esto cada año... y al ver una bandera flameando se me hincha el pecho porque sé que es MI bandera la que veo de forma recurrente... y me encanta el nuevo logo del Gobierno, porque por mucho que critiquen las letras tipo arco iris que usaron, tiene NUESTRO escudo, que ese sí siempre me ha gustado...

De pronto quiero escuchar cueca y no me interesa ir a las ramadas de las universidades por el carrete como por el sentirme parte de estas tradiciones quizá por última vez... sentir el olor a choripán, al pebre, al ponche... tomar vino barato y malo y disfrutarlo como si fuera el último trago que tomo en mi vida... comer empanadas... escuchar a mi gente, moverme entre ellos, vivir esto tan lindo y tan propio que muchas veces no supe disfrutar... Uufff cómo voy a extrañar a mi Chile lindo... Y este año quiero izar alto nuestra bandera... me encantaría tener una bandera propia; mía y de nadie más... la que me llevaré si es que me voy y que estará siempre en un lugar principal si es que me establezco allá, lejos, "a la chucha del mundo" (pero a la otra chucha; no a la que estamos nosotros)...

Este año por primera vez en toda mi bendita vida quiero tener un traje de huasa; quiero usarlo en el 18 y quiero llevármelo conmigo si es que me voy; para mostrárselo a todo aquel que quiera verlo... para tenerlo cerca y recurrir a él cada vez que necesite un golpe de Chile en mi vida... Y quiero llevarme una camiseta de la Selección de fútbol y casi que hasta me llevaría un CD de cuecas... Y quiero leerme la Historia de Chile, y quizá llevarme ese libraco gigantesco y hermoso para poder leerlo en voz alta cada vez que alguien quiera saber algún detalle de nuestra Historia...

Se me quedan una infinidad de cosas en el tintero... pero con lo anterior ya puedo pedir/recomendar que si alguien que me lee es chileno y no aprecia todo esto que somos, no cometas mi error... valora nuestro país, nuestras tradiciones, en especial si toda la vida piensas vivir aquí... Yo odiaba la cueca y nunca la aprendí (entre que no me gustaba y que soy tiesa como momia para bailarla) y ahora me da pena no saber hacerlo... Me da pena no haberme vestido de huasa todos los años de mi vida... me da pena no haber disfrutado tantos años de Fiestas Patrias a concho y haberme enfocado los últimos años más en el jolgorio que en el motivo de este...

Yo amo al hombre con el que estoy dispuesta a dejar Chile y estoy segura de que puedo llegar a amar su país... pero siempre será su país... y Chile siempre será el mio.

viernes, 10 de septiembre de 2010

4U

Estoy escuchando la banda sonora de La Casa de las Dagas Voladoras, mientras intento agarrarle el hilo a mis cálculos de hoy... tú duermes a kilómetros de distancia.

Yo te amo con locura... y tú me haces amarte cada día un poco más.

Hace 2 días cumplimos 6 meses... y tengo tantas ideas en la cabeza... La mayoría de ellas son un poco descabelladas; muchas son hermosas y definitivamente todas buenas...

Tengo la idea de una vida feliz a tu lado... de una casa ruidosa donde nuestros amigos sepan que pueden llegar y ser siempre bienvenidos... de tardes abrazados viendo televisión y sin más preocupación que estar juntos... de noches en vela conversando de la vida... de besos furtivos y caricias suaves... de despertar en la noche y sentir tu aroma a mi lado... de ataques de besos en medio del bosque...

Tengo para ofrecerte poco más que este corazón loco que tú has vuelto a la vida... tengo mis ganas de vivir y de ser feliz contigo a mi lado. Tengo mis brazos para cobijarte... mi pecho y mis besos para tranquilizarte... aunque también tengo lágrimas que contarte y miedos que confesarte.

Tengo la necesidad de hacerte feliz... Tengo un lugar para ti en todos mis sueños de vida

y, por sobre