jueves, 2 de agosto de 2012

Mis nuevas mascotas

Hace un tiempo que venía pensando en tener una mascota, pero no podía ser una mascota normal; primero porque Steffen es alérgico a los pelos de perro-gato y segundo porque un mamífero (perros, sobre todo) en general necesita muchos cuidados y amor que realmente yo no tengo la paciencia para darle. Además, en otros detalles, acá por ejemplo los perros viven dentro de las casas (porque las casas no tienen rejas ni cercos y por el frío) y apenas puedo lidiar con mis propios pelos repartiéndose por toda la casa como para andar aspirando además pelos de animal.
Entonces, mamíferos estaban más que 1000% descartados.
Pensé en reptiles, pero en realidad me dan una mezcla de cosa y pena, sobre todo las tortugas, que se ven tan tristes siempre las pobrecitas.
Entonces, pasé a los peces. Pensé en un lindo pez dorado nadando en una pecera redonda, nada más cambiándole el agua cada cierto tiempo, dándole comidita... Pero después me acordé de una amiga que tenía dos peces dorados y lo triste que estaba una vez que se le murieron los dos casi juntos y pensé que en mi caso, si no se me moría el pez, capaz que le diera por crecer tanto que ya no cupiera en la pecera.
Fuente: http://cartoongraphics.blogspot.no/2011/01/american-dad-backgrounds-and-wallpaper.html
Fuente: http://www.heraldsun.com.au/news/the-other-side/giant-goldfish-snared-after-six-years/story-e6frfhk6-1225917455845
Así que también descarté (al menos por ahora) al pez dorado. Y mientras pensaba en el pez dorado, me acordé de las Artemia salina, unas criaturas que conocí en la Universidad (creo que el año 2006). En realidad siempre pienso en ellas, pero se me ocurrió que podrían ser buenas mascotas en este momento.
Ya sabía que la Artemia salina es comercializada en una "versión modificada" (Artemia NYOS) bajo el nombre de Sea Monkeys, así que empecé a buscar dónde los vendían. Probé de inmediato en Amazon UK, porque supuse que acá serían mucho más caros (no me equivoqué). Así que bueno, los encargué hace dos semanas y llegaron el martes recién pasado.
Ahora, me imagino que algunos de ustedes se preguntarán qué son estos animales. Les cuento:

Sea-Monkeys® es el nombre comercial con el que se venden -desde 1960- los huevos de Artemia salina; una especie de crustáceo propio de aguas salobres continentales a lo largo de todo el mundo. Entre otras particularidades, estos animales tienen la característica de que sus huevos pueden permanecer metabólicamente inactivos durante largos períodos de tiempo en condiciones de total ausencia de agua y oxígeno y a temperaturas bajo el punto de congelación. Esta característica se llama criptobiosis o diapausa. Una vez el entorno es adecuado, los huevos eclosionan ("nacen") tras las primeras 8 horas.

Al eclosionar, las larvas miden menos de 500 micras y al llegar al estado adulto alcanzan en promedio 1cm de largo. Su vida media es de un año y gracias a su rápido crecimiento y a la criptobiosis, son un excelente modelo en investigaciones biológicas.

Se alimentan de fitoplancton, en especial de algas de los géneros Chlamydomonas, Tetrahedron y Dunaliella, aunque en laboratorios se les suele alimentar con harinas de pescado, maíz, soya o clara de huevo.

La empresa Big Time Toys, que comercializa los Sea Monkeys, ofrece una amplia gama de productos entre los que se encuentra un paquete que incluye una pecera de plástico y los "polvitos mágicos", que fue precisamente la que compré yo en Amazon UK.

Como les dije, me llegaron el martes recién pasado; yo había revisado el buzón temprano pero como acá no hay como saber cuándo pasarán (en un rango horario entre las 12 y las 15hrs), esta vez no le acerté y Steffen los encontró cuando llegó él, así que mientras él cocinaba yo empecé a leer las instrucciones y a armar el cuento :)
También incluía una mini cuchara.
Compramos agua embotellada como recomendaban y me tocó esperar a que llegara a los 26°C, temperatura ideal para que los bebés nacieran rápido.
Recomendaciones para que crezcan idealmente.
Cuando el agua estuvo lista (a las 17hrs) agregué el sobre número 1, el purificador de agua. Luego, tocó esperar 24hrs.
Chequeando la temperatura del agua :)
Al día siguiente, casi a las 17hrs exactas, le puse el segundo sobre, el llamado "polvo mágico"
Ya con comidita, poco antes de que nacieran.
Después salimos a Kvadrat, el mall más grande de Noruega, y cuando volvimos, como una hora después, ya habían nacido!! :) Eran tan pero tan pequeños que no hice ni el intento por fotografiarlos, yo creo que medían menos de 1mm, pero hoy ya están un poquito más grandes (menos de 1.5mm) y logré grabar un vídeo. Es bien borroso, porque fue hecho con el celular, pero de todas maneras se pueden apreciar dos "puntitos" nadando juntos en la parte baja de la "lupa" (el círculo) que trae la pecera.


Ahora me atrevería a decir que hay unos 20 o más nadando ahí, felices y tan lindos!!

Les seguiré sacando fotos y vídeos para que vean cómo van creciendo los bichitos :)