jueves, 22 de mayo de 2008

Escapadas

Esperando a que pase el momento en que nuevamente no estuve.
He decidido mantenerme al margen, al menos por esta vez.
No sé si me duele ni sé si me daña.

Necesito un escape.
no me siento agobiada, ni estresada, ni abandonada, ni nada.
Pero necesito un escape.

Escapar de qué, no sé, pero escapar.

Escapar de mi y de los demás. Escapar sólo por disfrutar el placer de estar.

Creo que el nuevo color será morado.