lunes, 19 de abril de 2010

Abril 19.

Hoy es 19 de Abril. Faltan 4 meses para mi cumpleaños, 5 meses para, si todo sale bien; viajar, y han pasado casi 2 meses desde el terremoto. También hace poco más de un mes que volví al laboratorio, pero eso no es tan importante.

El asunto es que estoy en una especie de punto de inflexión entre el hoy y el mañana; entre mi presente y el resto de mi vida.

Como conversaba con mi hermana, no siempre las cosas vienen a nosotros como las esperábamos. Yo tenía todo muy claro y ahora estoy en medio de la incertidumbre; pero eso no lo hace malo, sino por el contrario; me hace más feliz que la mejor de mis antiguas ilusiones. Ahora es agradable despertar cada día. Ahora existe una motivación para despertar cada día.

Hoy es 19 de Abril y aún no me creo lo rápido que ha pasado el año, lo inolvidable que ha sido sin aún llegar a la mitad, lo maravillosa que es la vida desde después del terremoto y la ilusión que me hace este futuro incierto, inexacto e inimaginable.

Hoy es 19 de Abril y como todo 19 de cada mes desde que mi hermano se enfermó, voy a San Expedito. Ya perdí la cuenta de los meses... eso no importa ahora.