martes, 11 de enero de 2011

Amigos

Yo no soy una persona de muchos amigos; en general tiendo a ser más bien solitaria y por eso generalmente la gente me despacha de su vida y yo, por supuesto, no hago nada por evitarlo, sino a veces todo lo contrario; como que ayudo al proceso.

Sin embargo, en el laboratorio donde realicé mi trabajo de tesis es como que pasa todo lo contrario. A veces no voy en mucho tiempo y siempre, siempre me reciben como llegando a mi casa. Es realmente fantástica esa sensación de sentirse querida en un lugar y por personas tan gratas como ellos, desde aquellos con los que tuve más relación, entiéndase Valeria, Sebastián y Valentina, hasta Marlene, la secre, la única como dice ella y pasando también por aquellos con los que no alcancé a compartir tanto... Lo que lamento de haber terminado la parte experimental es no pasar más tiempo con este grupo, pero a la vez, me gusta mucho sentir que esa conexión aún está.

No sé si algún día lean esto, pero si algún día alguno descubre que tengo blog, cuéntele a los demás que los quiero mucho y me alegra mucho haberlos conocido. Gracias por sus buenas vibras, por su apoyo en todo lo que ha costado sacar este viaje adelante e incluso por sus reticencias frente a mi relación; porque la mayoría de ustedes ha estado ahí desde que empezó y han vivido conmigo parte de mi historia con T.

Los voy a extrañar... pero volveré! :)