domingo, 6 de marzo de 2011

tan pronto

Es increible y me ha estado dando vueltas todo el dia en la cabeza. No quiero que se me olvide porque entonces empiezo a enrollarme por tonteras, a enojarme por cosas en las que no valen la pena perder el tiempo o a desaprovechar los minutos dejandome llevar por la rutina: Anoche T me hizo notar que tan solo nos quedan 5 fines de semana juntos.

Mierda.

5 apenas? 5 tan luego? En que momento anduvieron tan rapido los relojes? Es que no lo puedo creer, y si bien es cierto que muero de ganas de abrazar a mi hermana y comer comida chilena y estar con mi gente y hasta a veces dormir en mi cama, no quiero estar sin el. No, no y no. Me rehuso.

Como voy a vivir sin el otra vez? No tengo ni la menor idea, pero me da pena imaginarlo. La lata es que no puedo imaginarlo sin que se me llenen los ojos de lagrimas, no porque sea el fin del mundo, sino porque esta felicidad de tenerlo conmigo es como adictiva, yo creo que ni con metanfetaminas me daria tanto sindrome de abstinencia como siento que me va a dar cuando tenga que volver.

Y es que verlo aca, frente a mi, al otro lado del sillon, con su carita de suenio viendo una pelicula de vikingos tan concentrado, y que me tire un beso cuando descubre que lo estoy mirando, no tiene precio.

Uff, Susana, en que momento te enamoraste tanto y tan profundamente... Ni idea, pero nunca fui tan feliz como ahora.

En fin... Se que somos capaces de hacer esta nueva espera. Antes fueron 10 meses y en teoria esta vez sera menos, pero como ahora ya se lo que se siente estar con el 24/7, no se como va a ser; si peor o igual.

Por ahora, a aprovechar el tiempo. Ante todo, aprovechar el tiempo.