domingo, 30 de abril de 2006

Orquestas, aún sueños

Es verdad que al parecer nada ocurre... pero ¿en realidad esté tan mal como dice...? que tenga razón y cualquiera este equivocado... cómo saberlo? cómo sabremos? cómo no gustar 1200 líneas si son así letras?

Cómo se pretende crear algo donde no se sabe como crear? cómo entablar lo que cuesta sentir pero agrada pensar, sueño sin soñar y aun añorar... lo que sentir... lo que abrazar... al abrazar...

Sueños, nada crea esa sensación, nada como esa cara bastante chistosa ruedan más cabezas, nada como esas frases, nada como esas despedidas, sentir el rostro, sentir la lejanía, sentir un pequeño segundo en que nada mas existió... hasta que volvió: otros esperan. Otros esperan. Otros esperan y no es el momento. No es la forma. No se juega. El de la cena sí, da lo mismo, da igual, nada más... el sueño solo sirve la sangre hervir dentro del cuerpo, nada que quede realmente... solo los sueños, pero los sueños no pasan de ser sueños y solo queda el sutil sentimiento de ver en la realidad lo que sentiste en sueños, pero no esta ahí como en sueño. No el hombro, no la determinacion a hacer lo que no necesita, lo no planeado. Disfruta por el simple hecho de lo extraño que suene esa realidad inventada que en realidad no es tal. Sentir el aroma de tu sueño no se compara a querer sentir en sueños lo que no puedes concretar en realidad, lo que no te sientes capaz o lo que crees que necesita madurar.

Lista, pero no preparada. El camino se sabe, pero aun falta la acera por donde caminar, y el lugar donde llegar. Donde quiero llegar. Alguien del otro lado. Ni de ida ni de vuelta. El sueño? pues ya desperte.

No agrada escribir así. No con este tipo de sentimientos. Probablemente este post sea prontamente borrado. Arroja mucho de mi. No tiene cabida este espacio para sentimentalismos.

Expande. ¿El infierno se ha congelado? Ya fue