miércoles, 5 de abril de 2006

Una de tantas...

Después de un grato día, donde se siente bien dominar ciertas áreas del saber, donde se reciben las felicitaciones y los comentarios como motivos de plena alegría, caigo en cuenta de que es en realidad lo más importante.

Hoy quiero ocupar mi tiempo, mi espacio, mi concentración en un objetivo: Llegar allí.

Quiero mirar lejos, quiero pisar alto, quiero notar, destacar, demostrar. Quiero trabajar donde se me ofrezca mejor, quiero lograr lo que quiero y lo que no.



Quiero tener poder; conocimiento y saber.

Capital y potencial.

Verdad y credibilidad.

Quiero que la gente se detenga, me preste atencion; que busque mi atencion. Como hoy : como un palido alegro uno. Como una barba las vanaglorió sin que siquiera buscara aquello...

Hoy, siendo una de tantas, quiero luchar por lo que nunca soñé. Lo que ahora veo como el mismísimo fin.

El tal motivo que desee tener.

Aquel que no es como esperé, que confundí con otros que ahora no van al caso, que creí jamás logrados o jamás eternos.

Hoy quiero lograr ese sueño de los 55 años, quiero llegar a ello o a algo similar; quiero SER lo que alguna vez odie, reuí y evité.