viernes, 22 de enero de 2010

Cuando te vas... [0º]

Siempre siento ese vacío en el estómago.

Será porque aún no me acostumbro a que no te tengo tanto tiempo como quisiera.
O porque me devuelve a la realidad, donde tú no estás.
O porque tu ausencia se hace más latente.
O porque, simplemente, te estoy queriendo (aunque me parecía improbable).