martes, 9 de noviembre de 2010

Lo bueno y lo malo del paso rápido del tiempo...

Faltan 70 días para mi viaje... apenas 70 días! es increíble que después de contar en meses, después de cambiar una y otra vez la posible fecha de viaje y de luchar contra la desesperanza y las dificultades que se nos han presentado, estos últimos días hayan pasado tan rápido... 70 días... lo leo en nuestro "calendario de cuenta regresiva" y no me lo creo... Porque me llena de emoción, porque se ve real y palpable que estaremos juntos. Porque hoy es una realidad a pesar de que al principio me parecía tan difícil; casi imposible.

Y es raro, porque a pesar de que me muero porque estos días pasen rápido, a la vez no quiero que pasen porque es dentro de estos 70 días en donde debo terminar, entregar y DEFENDER la Tesis... lo cual, por supuesto, me aterra. Bueno, si pensamos que el plazo máximo termina antes de mi viaje, entonces tengo en realidad menos días y si vamos al hecho de que quiero defender antes de Navidad, entonces tengo aún menos días... pero no me estresa porque quede poco tiempo para hacer todo, sino porque dentro de poco tendré que vivir eso... ¿Se entiende la diferencia?

Igual, considerando que es algo que quiero/debo hacer antes de mi viaje, estoy bien consciente de que, me guste o no la idea de enfrentarme a la comisión, igual voy a hacerlo, porque es el prerrequisito que me puse para viajar y, lógicamente, no pienso quedarme abajo del avión!

Entonces, sea linda o sea fea la cosa, no me queda más que... APERRAR!