domingo, 4 de diciembre de 2011

Volubilidad 2

David está mejor, aunque hay que seguir esperando. Dicen que nunca perdió la conciencia, ni aún después del golpe, lo cual es sin duda bastante bueno.
Al parecer han descartado que le vengan crisis epilépticas y ahora está con drenaje luego de la operación donde le pusieron en orden los huesos de su cabecita.
Dicen que está todo machucado y con una manguera de drenaje conectada a la cabeza, pero se mantiene inquieto y activo (lo cual en términos prácticos es malo porque se le desconecta el drenaje, pero pensando en su salud, creo que es un buen signo) y sólo quiere ver a su hermana mayor, la cual está devastada. Se siente culpable de lo que le pasó a su hermano pues estaban jugando juntos cuando ocurrió el accidente. Ella tiene me parece que 10 años, así que como imaginarán tampoco la está pasando nada bien.

Por ahora hay que esperar... ver cómo evoluciona, ver si pasa o no pasa algo... Aunque al parecer el panorama es más alentador...

Yo sólo espero que estén bien al largo plazo... que David no quede con secuelas y que su hermana pueda también salir adelante, quizás con ayuda psicológica, quizás sólo con el apoyo familiar... el punto es que ninguno de los dos se merece sufrir... Aunque si vemos el panorama completo, ningún niño merece sufrir en lo absoluto...

Un abrazo, gracias por la preocupación.