lunes, 1 de abril de 2013

Actualización

Como Steffen llamó a la policía para exigir explicaciones/reclamar cuando supimos el notición de la demora, a parte de echarles la culpa de vuelta a los de la UDI, nos dieron hora para ir a la policía el mismo martes a las 9 de la mañana. Efectivos como nunca antes.
Obviamente fuimos, estuvimos como 10 minutos antes de tiempo, perfecto margen para que me alcanzara a poner nerviosa pensando que quizás qué malo iba a pasar esta vez.
Afortunadamente, todo salió bien, hasta me felicitó la señora por hablar tan buen noruego (aunque yo encuentro que hablé como las pelotas, por los nervios y porque Steffen me pone nerviosa para hablar noruego, jojojo).
El detalle, que en realidad para estos efectos no podría importarme menos, es que como me tenían que tomar una foto para la credencial y tenía el ojo todo infectado, no quiero ni saber cómo salí en la dichosa foto, porque estoy segura que saldré peor que Sabrina en su licencia de bruja.


Ahora en estos días, que por ser semana santa Noruega parece estar dormida como el reino de la bella durmiente, he estado enviando aplicaciones abiertas a muchos lugares y algunas también a cargos específicos, he repasado mil y una vez lo que tengo que hacer desde el martes en adelante (cuando el país vuelve a "funcionar") y lo que tengo que hacer una vez me llegue la tarjeta.
  • Lo primero y más urgente (aunque realmente siento todo urgente en estos momentos), es hablar con el Johannes Læringssenter para que ojalá puedan darme un cupo para el curso de abril. Si eso se puede ya tendría la mitad del camino avanzado, porque según la información en mi carta de aprobación (que me imprimieron en la policía), no son 250 horas, ni 350 como me habían dicho bajo la nueva regla, sino 550 horas de noruego a los que tengo derecho -pero también obligación, si quiero residencia permanente y/o nacionalidad- además de 50 horas de sociedad noruega. Es decir, mientras antes comience mejor, porque va a tomar más tiempo del que tenía contemplado. Eso no me molesta, al contrario, me gusta la idea de por fin saber qué es lo que va a pasar conmigo, aunque aún las fechas estén poco claras, pero quiero hacer las cosas tan efectivamente como sea posible!
  • Después, cuando llegue mi tarjetita feliz (que en teoría sería en máximo 10 días laborales), mi plan es ir al banco y a NAV. Al primero para abrir una cuenta de ahorros, obviamente, y el segundo para registrarme en las bases de datos de búsqueda de trabajo!!
  • Mientras tanto, quiero ir a Adecco y otras agencias de reclutamiento de empleados para acelerar mi búsqueda de trabajo tanto como sea posible.
  • Adicionalmente, con mi número personal en la mano, tengo que seleccionar un médico de cabecera. Queríamos que fuera el mismo que tiene Steffen (y toda su familia), pero por ahora está sin cupos así que busqué a otro y ya lo tengo elegido. Es joven y aunque no lo conozco en persona, las opiniones de sus usuarios eran bastante buenas, así que espero sea una buena elección (y no se le acaben los cupos en lo que se demora en llegarme la tarjeta!).
Tengo la impresión de que hay algo que me falta anotar, pero ya les diré si me acuerdo. ¿Algo que me falte hacer? Avísenme!!