sábado, 20 de abril de 2013

HELFO

HELFO, o Helseøkonomiforvaltningen, llamado por mi en una traducción libre "el servicio de salud" (así como le llamo registro civil al Folkeregister), me envió una carta.
La carta, que llegó el viernes, me anuncia que ya puedo/debo elegir a mi médico de cabecera y los pasos a seguir dependiendo de mi situación/intención. Gracias a ellos, y no gracias al registro civil, cuya carta aún no recibo, es que pude conocer mi número personal.
Ya lo tengo, ya me lo aprendí, ya puedo usarlo. Claro que llegó el viernes. Y todas las cosas para las que lo necesito están cerradas el fin de semana, incluida la página web de NAV que, literalmente cierra fuera del horario de oficina. Sólo en Noruega!
Pero en fin, he decidido no quejarme y sólo tomarlo con humor, enfocándome en las cosas positivas: tengo mi número personal. El lunes vamos de nuevo a la carga con los trámites :)