domingo, 11 de agosto de 2013

Novedad que ya es vieja 3 - Mi bicicleta.

Ya conté que a pesar de que luego del ahorro no me quedó demasiado dinero del sueldo disponible, me pude dar el lujo de comprar algo que deseaba desde hace más de un año. Eso, como se puede deducir del título, es mi bicicleta.
La venía deseando hace tanto tiempo y de tanto desearla me empecé a poner más exquisita, ya este año no quería cualquier bicicleta; si había esperando tanto, quería una que llenara, al menos, todas mis expectativas. Obviamente pensar en una de las que yo quería en versión nueva de paquete significaba una inversión grande, así que ya para este año yo estaba perdiendo las esperanzas de poder tenerla, pero en un golpe de suerte me metí a finn.no y la vi. El modelo exacto que yo quería, clásico, a un precio más que conveniente: 200nok.

Le supliqué a Steffen que llamara él, no quería perder la oportunidad por algún conflicto de lenguaje, sobre todo porque se vendía en Kleppe, que queda a unos 30-45 minutos de acá entonces significaba ver todo el tema logístico de cómo y cuándo verla/comprarla. Mi lindo lindo marido accedió a parar su videojuego y llamó, preguntó y coordinó el asunto. La mujer había puesto el anuncio hace apenas media hora. Era cosa del destino, esa ERA mi bicicleta.

Y lo es! Es linda linda, viejita, original DBS (Den Beste Sykkel, noruega), negra, con canasto y arco bajo, el típico modelo de bicicleta antigua, pero no una reproducción, sino que original! No podía pedir más por ese precio.

Tiene, por supuesto, detalles; hay partes donde ya tiene un poquito de óxido, el canasto está un poco machacado y deformado, y, tras mi primer intento exploratorio de las partes que la componen, tiene una parte absolutamente destruida por mi (la curiosidad mató al gato, dicen), pero me encanta!

Aún estoy en proceso de limpieza, pulido, etc así que aún no les mostraré fotos porque quiero hacer un "antes-después", pero créanme, es más linda!!

** Cuando fuimos a recogerla, la mujer nos dijo que después de mi -Steffen-, habían llamado varias personas que la querían para pintarla de blanco y ponerle flores. OMG que cosa más absurda, cómo alguien puede querer hacer eso con una bicicleta clásica, original, auténtica y completamente operativa! DIOS!! No me cabe en la cabeza! Más contenta estoy de haberla salvado y no sólo porque ese estilo de decoración me carga, sino más porque para mi esa bicicleta es un tesoro por si sola y si pudiera la mandaría a restaurar para que volviera a su antigua gloria, pero siempre para seguir cumpliendo su función como bicicleta, NO como florero!

He dicho. Ni se les ocurra! jajaja