sábado, 20 de abril de 2013

HELFO

HELFO, o Helseøkonomiforvaltningen, llamado por mi en una traducción libre "el servicio de salud" (así como le llamo registro civil al Folkeregister), me envió una carta.
La carta, que llegó el viernes, me anuncia que ya puedo/debo elegir a mi médico de cabecera y los pasos a seguir dependiendo de mi situación/intención. Gracias a ellos, y no gracias al registro civil, cuya carta aún no recibo, es que pude conocer mi número personal.
Ya lo tengo, ya me lo aprendí, ya puedo usarlo. Claro que llegó el viernes. Y todas las cosas para las que lo necesito están cerradas el fin de semana, incluida la página web de NAV que, literalmente cierra fuera del horario de oficina. Sólo en Noruega!
Pero en fin, he decidido no quejarme y sólo tomarlo con humor, enfocándome en las cosas positivas: tengo mi número personal. El lunes vamos de nuevo a la carga con los trámites :)

Curso de noruego

Ya ni me acuerdo qué fue lo último que conte. Esperen, dejen ir a revisar. Háganse un café mientras tanto...
...
...
...
ya volví.
...
Como imaginarán, empecé el curso de noruego. Eso fue el jueves de la semana pasada. El grupo es lindo, ni tan grande ni tan pequeño. 18 éramos en la primera clase. La profesora al parecer es una maestra de la enseñanza de noruego; es una de las autoras en todos los libros del lenguaje en que he puesto mis ojos estas últimas semanas y habla no sé cuantos idiomas (incluyendo español). Conocí a una niña peruana con la que hablamos bastante y ella me decía que encontraba el curso un poco muy básico para su conocimiento, a pesar de que ella aún no habla noruego, pero sí tiene bastante conocimiento de la gramática básica, que es lo que se ve en este nivel.
Yo también lo pensaba, pero alegaba a mi intención de saber bien desde lo básico para... no sé, para dominar bien el asunto no más. Pero esta niña me seguía insistiendo en su punto de vista e igual tenía razón, yo ya en la segunda clase sentí el hastío de "no estoy aprendiendo lo suficiente para que estar 4 horas diarias aquí valga la pena". Entonces, ese viernes, decidí pensar en qué hacer durante el fin de semana.
El lunes aún no tenía una decisión clara, así que dejé de pensar y dejé a mi corazón hacer lo que al instinto le pareciera mejor.
Así, ese día me fui a clases más temprano, hablé en recepción, hice un test y me subieron del nivel A1 al B1, es decir al "nivel 3". Empecé en el nuevo nivel el mismo día y la diferencia es TAN GRANDE.
De verdad, es que no es que el otro curso fuera malo, el grupo era excelente y como les dije la profesora estoy segura de que también, pero es que aquí es otra cosa, es un desafío, es rápido, es... maravilloso!
Y ya ahora, tan solo después de una semana, veo todo lo que tengo por aprender, todo lo que hemos avanzado, todo lo que he aprendido ya y cómo se han ido aclarando en mi mente muchas cosas de gramática que tenía mezcladas unas con otras...
Es genial poder practicar hablar en noruego con gente que más o menos puede hablar lo mismo que tú, algunos con más o menos errores gramaticales, algunos con más o menos vocabulario, pero hablar al fin y al cabo.
Ese yo creo que fue el punto decisivo que me hizo ir a por el cambio de nivel, porque todos los detalles gramaticales que aún no he aprendido siempre puedo aprenderlos en un libro, aunque me tome más tiempo que el que tomaría que me lo explique alguien, pero la conversación no me la podía dar el primer grupo, nadie hablaba lo suficiente de noruego para eso y sí, sé que es probablemente mejor practicar con nativos que con alguien que pronuncia, tal como yo, las cosas como puede y no como quiere, pero creo que hablar con inmigrantes en la misma situación mía es una de las cosas que más hace crecer mi comprensión del lenguaje; me ayuda a detectar falencias en el interlocutor y en mi y, en base a eso, puedo después comunicarme mejor con otros.

En resumen, feliz por el momento con el curso de noruego. Es desafiante, pero eso es bueno porque significa que esas 4 horas diarias que estoy pasando allá no son una pérdida de tiempo sino una inversión.

Hay cosas en las que siento que haber subido de nivel me juega en contra, como que no tengo mucha idea de cómo funciona aún el sistema en la escuela mientras que los demás son expertos, pero todo se verá con el tiempo, no me molesta con tal de que ir sea tan emocionante como lo está siendo hasta ahora :)

martes, 9 de abril de 2013

Actualización de la actualización

  • Steffen se logró comunicar con el Johannes el martes 2 y le dijeron que estaban sin cupos, pero que si algo cambiaba, me darían un lugar. El viernes de esa misma semana me llegó una carta avisando que tenía un cupo disponible!! Así que estoy a punto de empezar mis clases por fin!! Estoy tan emocionada que me siento casi como si fuera un niño pequeño en su primer día de clases.
  • Ese mismo viernes me llegó mi tarjeta-permiso de residencia. No les voy a mostrar el mio, pero se ve igualito a este que tienen de modelo en la página de la UDI, claro que por muy igual que sea, el mio es mucho más bello porque es MIOOOO!

  • El mio es más hermoso.

  • Con eso ya asegurado, el lunes fui al "registro civil", que funciona en conjunto con la oficina de impuestos, para pedir mi número personal y ver si habría problema con el error del nombre (cuando me registré en la policía en Enero del año pasado escribieron mal mi nombre y ahora aparece mal en todos lados). En teoría el numero me debería llegar en como 3 semanas más. Es verdad que es más esperar, pero al menos es con fecha definida!
  • Después de eso fui al banco para preguntar si podía abrir una cuenta sin el número. Sabía que no, pero no perdía nada con preguntar y además aprovechaba de confirmar qué es lo que necesitaba para abrir la cuenta cuando se pueda. Pasaporte y el número, nada más :)
  • Posteriormente, fui a la oficina del NAV para preguntar si podía registrarme como buscando trabajo sin el número personal. Obviamente la respuesta también fue no, pero el caballero me explicó bien cómo hacerlo cuando lo tenga y ya tengo todo claro claro en mi mente.
Eso lo hice todo en noruego, ya estoy tan experta que me sorprendo jajajaja. No, en realidad sí lo hice en noruego, porque si no practico en esas situaciones, entonces cuándo. En la primera oficina anduve digamos que normal-bien. En la segunda todo mal, me sentía como hablando cavernícola jajajaj pero en la oficina del NAV hablé tan, pero tan lindo! Un dialecto hermoso, perfecto, digno de nativo de Stavanger.
En serio, el caballero me felicitó y todo. Lo mejor, es que después de mi pasaron dos tipos que hablaban español entre ellos (creo que eran chilenos, aunque había algo en su dialecto español que me hizo dudar) y le hablaron en español al que me atendió, entonces me dio risa mientras caminaba hacia la salida, pensar que él hablaba español y todo y yo aún así le hablé en noruego (ni que hubiera sabido, pero igual). Salí más que contenta a pesar de que en realidad como trámite me había ido mal.

En resumen, todavía siguen las esperas, pero ya son por cosas concretas y eso me encanta!!

Por fin puedo planear, soñar, imaginar sin temor de qué va a pasar mañana. Hoy todas son puertas abiertas!

viernes, 5 de abril de 2013

Tengo cupo en el curso de noruego!!
Después les cuento más detalles :)

miércoles, 3 de abril de 2013

Angelo Merendino - The Battle We Didn't Choose (La batalla que no elegimos)

The first time I saw Jennifer I knew. I knew she was the one. I knew, just like my dad when he sang to his sisters in the winter of 1951 after meeting my mom for the first time, “I found her.”

La primera vez que vi a Jennifer, lo supe. Supe que ella era la indicada. Lo supe, tal como mi papá cuando le cantó a sus hermanas en el invierno de 1951 después de conocer a mi mamá por primera vez. "La encontré".

A month later Jen got a job in Manhattan and left Cleveland. I would go to the city – to see my brother, but really wanting to see Jen. At every visit my heart would scream at my brain, “tell her!!” but I couldn’t work up the courage to tell Jen that I couldn’t live without her. My heart finally prevailed and, like a schoolboy, I told Jen “I have a crush on you.” To the relief of my pounding heart, Jen’s beautiful eyes lit up and she said “Me too!”

Un mes más tarde Jen encontró un trabajo en Manhattan y dejó Cleveland. Yo iba a la ciudad a ver a mi hermano, pero en realidad queriendo ver a Jen. En cada visita mi corazón le gritaba a mi cerebro, - "¡¡dile!!". Pero no podía reunir el coraje para decirle a Jen que no podía vivir sin ella. Mi corazón finalmente venció y, como un adolescente, le dije a Jen - "estoy enamorado de ti". Para relajo de pobre corazón, los hermosos ojos de Jen se abrieron y ella dijo - "yo también".

Six months later I packed up my belongings and flew to New York with an engagement ring burning a hole in my pocket. That night, at our favorite Italian restaurant, I got down on my knee and asked Jen to marry me. Less than a year later we were married in Central Park, surrounded by our family and friends. Later that night, we danced our first dance as husband and wife, serenaded by my dad and his accordion – ♫ “I’m in the mood for love…”♫

Seis meses después, empaqué mis pertenencias y volé a New York con un anillo de compromiso quemandome en el bolsillo. Esa noche, en nuestro restaurant italiano favorito, me arrodillé y le pedí a Jen que se casara conmigo. Menos de un año más tarde, nos casamos en Central Park, rodeados de nuestra familia y amigos. Más tarde esa noche, bailamos nuestro primer baile como marido y mujer, acompasado por mi papá y su acordeón - ♫ “I’m in the mood for love…”♫

Five months later Jen was diagnosed with breast cancer. I remember the exact moment…Jen’s voice and the numb feeling that enveloped me. That feeling has never left. I’ll also never forget how we looked into each other’s eyes and held each other’s hands. “We are together, we’ll be ok.”

Cinco meses después, Jen fue diagnosticada con cáncer de mama. Recuerdo el momento exacto... La voz de Jen y el entumecimiento que me rodeó. Ese sentimiento nunca se ha ido. También nunca olvidaré cómo nos miramos a los ojos y nos tomamos de las manos. "Estamos juntos, vamos a estar bien".

With each challenge we grew closer. Words became less important. One night Jen had just been admitted to the hospital, her pain was out of control. She grabbed my arm, her eyes watering, “You have to look in my eyes, that’s the only way I can handle this pain.” We loved each other with every bit of our souls.

Con cada desafío nos acercábamos más. Las palabras se volvieron menos importantes. Una noche Jen recién había sido admitida en el hospital, sus dolores estaban fuera de control. Ella tomó mi brazo, sus ojos humedecidos, - "tienes que mirarme a los ojos, es la única forma en que puedo llevar este dolor". Nos amabamos con cada pedazo de nuestras almas.

Jen taught me to love, to listen, to give and to believe in others and myself. I’ve never been as happy as I was during this time.

Jen me enseñó a amar, a escuchar, a dar y a creer en otros y en mi mismo. Nunca he sido tan feliz como fui en este tiempo.

Throughout our battle we were fortunate to have a strong support group but we still struggled to get people to understand our day-to-day life and the difficulties we faced. Jen was in chronic pain from the side effects of nearly 4 years of treatment and medications. At 39 Jen began to use a walker and was exhausted from being constantly aware of every bump and bruise. Hospital stays of 10-plus days were not uncommon. Frequent doctor visits led to battles with insurance companies. Fear, anxiety and worries were constant.
Sadly, most people do not want to hear these realities and at certain points we felt our support fading away. Other cancer survivors share this loss. People assume that treatment makes you better, that things become OK, that life goes back to “normal.” However, there is no normal in cancer-land. Cancer survivors have to define a new sense of normal, often daily. And how can others understand what we had to live with everyday?

A lo largo de nuestra batalla fuimos afortunados de tener un gran grupo de apoyo, pero tuvimos problemas para hacer a la gente entender nuestra rutina del día a día y las dificultades que enfrentabamos. Jen sufría de dolor crónico por los efectos secundarios de casi 4 años de tratamientos y medicaciones. A los 39, Jen comenzó a usar un andador y estaba cansada de ser consciente de cada golpe y magulladura. Las estadías en el hospital de 10 días o más no eran poco comunes. Las visitas frecuentes al médico llevó a batallas con las compañías aseguradoras.
Miedo, ansiedad y preocupaciones eran la constante.
Lamentablemente, la mayoría de las personas no quieren escuchar estas realidades y en un cierto punto sentimos nuestro apoyo disolviéndose. Otros sobrevivientes de cáncer comparte esta pérdida. La gente asume que el tratamiento te hace estar mejor, que las cosas van bien, que la vida vuelve a la "normalidad". Sin embargo, no hay normal en la tierra del cáncer. Los sobrevivientes de cáncer tienen que definir un nuevo estado de normalidad, a veces a diario. ¿Y cómo pueden otros entender con lo que teníamos que vivir cada día?

My photographs show this daily life. They humanize the face of cancer, on the face of my wife. They show the challenge, difficulty, fear, sadness and loneliness that we faced, that Jennifer faced, as she battled this disease. Most important of all, they show our Love.  These photographs do not define us, but they are us.

Mis fotografías muestran esta vida diaria. Ellas humanizan la cara del cáncer, en la cara de mi mujer. Ellas muestran el desafío, la dificultad, el miedo, la tristeza y la soledad que enfrentamos, que Jennifer enfrentó mienrtas combatía esta enfermedad. Más importante que todo, ellas muestran nuestro Amor. Estas fotografías no nos definen, pero ellas son nosotros.

Cancer is in the news daily, and maybe, through these photographs, the next time a cancer patient is asked how he or she is doing, along with listening, the answer will be met with more knowledge, empathy, deeper understanding, sincere caring and heartfelt concern.

El cáncer está en las noticias a diario, y quizás, a través de estas fotografías, la próxima vez que a un paciente de cáncer le pregunten cómo le va, además de escuchar, la respuesta sea recibida con más conocimiento, empatía, entendimiento más profundo, cariño sincero y preocupación cordial.

“Love every morsel of the people in your life.” – Jennifer Merendino

"Ama cada fragmento de la gente en tu vida" – Jennifer Merendino



Les recomiendo visitar este sitio, es hermoso: The Battle We Didnt Choose

martes, 2 de abril de 2013

April fools' day


El April fool's day o día de las bromas de abril, es según wikipedia una fiesta dedicada a las bromas similar al día de los Santos Inocentes (28 de Diciembre), que se celebra el 1 de Abril en diversos países.

Sus orígenes parecen remontarse al reinado de Carlos IX en Francia, cuando el Año Nuevo era celebrado entre el 25 de Marzo y el 1 de Abril (aunque hay referencias más antiguas que hacen dudar de esta teoría)
Un decreto en el siglo XVI1564, determinó que el Año Nuevo se trasladaba al 1 de Enero, pero se cree que este nuevo calendario, el Gregoriano, tardó en ser adoptado por algunos franceses y por las colonias protestantes estadounidenses y siguieron celebrando el Año Nuevo en Abril.
Debido a esto, se les consideraba tontos, los tontos de abril, the April fools.

Para no quedar de tontos, la gente empezó a hacer bromas y es así como surgió (según esta teoría, pero hay muchas otras) este día de los tontos/ las bromas.

Por este motivo, muchos periódicos y servicios hacen bromas a sus clientes, como por ejemplo Google, que "creó" la plataforma de Google Nose para poder buscar aromas de cosas o cosas por su aroma. Esto junto con anunciar que YouTube se cerraba.

Yo el 28 de Diciembre no recuerdo realmente haber hecho algo en broma, aunque sí era típico que alguien hacía alguna cosa cuando estábamos en el colegio (aunque particularmente no recuerdo ninguna).

Acá en cambio es bien común hacer algo el 1 de Abril, los diarios dan noticias falsas y cosas por el estilo.

Ayer con Steffen pensábamos en qué podíamos hacer que fuera chistoso pero no cruel ni que nos fuera a salir el tiro por la culata, como nos pasó el año pasado que en broma dijimos que nos habían rechazado la aplicación y a los pocos días después nos llegó la carta jajajaja.
Entonces, descartamos ideas como decir que al final como nos demoramos tanto tiempo en responder a la aprobación, que teníamos que hacerlo nuevamente y yo tenía que salir del país, o hacer algo simple como terminar nuestra relación en Facebook (a Steffen no le gustó la idea, yo digo que porque sería un poco incómodo para mi ver cuántos de sus contactos se alegran de la noticia), o decir yo por acá que al despertar hoy me había dado cuenta de que Steffen me había dejado durante la noche llevándose todas sus cosas. También encontré que decir que estaba embarazada era muy trillado (y, también, temía que fuera a hacerse realidad!) así que opté por algo simple y que no pudiera herir a nadie: decir que me regalaron un gato.

Así es, lo del gato es mentira, por si no se habían dado cuenta ya. No tengo gato y no creo que tengamos en un futuro muy cercano, porque dudo que a Steffen se le desaparezcan las alergias milagrosamente, porque esos gatos pelados son re feos y carísimos y porque realmente no tengo la disposición que se necesita para tener un animalito a mi cargo.

De todas maneras, por si a alguien le interesa, ese gato que puse es una foto de Internet, la raza es sphynx, y si les interesa pueden leer más aquí.

Muchas gracias por sus comentarios en ese post, se agradece el apoyo jejejje

Saludos y que hayan tenido un lindo día de las bromas de abril (para no llamarlo de los inocentes porque ese es nuestro!)

La foto del gato la saqué de AQUÍ

lunes, 1 de abril de 2013

Nuestra nueva mascota

Ya les he contado que Steffen es alérgico a los pelos de animales y es por eso que nunca he dejado decantar la idea de tener una mascota. Sin embargo, todos acá saben que siempre he querido tener un gato, así que mi suegra en vez de sorprendernos con chocolates y dulces para esta pascua, nos tenía este bebé de regalo!!


Aún no le elegimos nombre y todavía está un poco alzado, pero anoche durmió bien calentito al lado del calefactor del dormitorio, sobre una cama improvisada. El martes a ver si le compramos una camita como tal, y estoy pensando seriamente en comprarle una ropita, porque aunque estos días estén soleados, se me hace que se caga de frío el pobrecito.

Actualización

Como Steffen llamó a la policía para exigir explicaciones/reclamar cuando supimos el notición de la demora, a parte de echarles la culpa de vuelta a los de la UDI, nos dieron hora para ir a la policía el mismo martes a las 9 de la mañana. Efectivos como nunca antes.
Obviamente fuimos, estuvimos como 10 minutos antes de tiempo, perfecto margen para que me alcanzara a poner nerviosa pensando que quizás qué malo iba a pasar esta vez.
Afortunadamente, todo salió bien, hasta me felicitó la señora por hablar tan buen noruego (aunque yo encuentro que hablé como las pelotas, por los nervios y porque Steffen me pone nerviosa para hablar noruego, jojojo).
El detalle, que en realidad para estos efectos no podría importarme menos, es que como me tenían que tomar una foto para la credencial y tenía el ojo todo infectado, no quiero ni saber cómo salí en la dichosa foto, porque estoy segura que saldré peor que Sabrina en su licencia de bruja.


Ahora en estos días, que por ser semana santa Noruega parece estar dormida como el reino de la bella durmiente, he estado enviando aplicaciones abiertas a muchos lugares y algunas también a cargos específicos, he repasado mil y una vez lo que tengo que hacer desde el martes en adelante (cuando el país vuelve a "funcionar") y lo que tengo que hacer una vez me llegue la tarjeta.
  • Lo primero y más urgente (aunque realmente siento todo urgente en estos momentos), es hablar con el Johannes Læringssenter para que ojalá puedan darme un cupo para el curso de abril. Si eso se puede ya tendría la mitad del camino avanzado, porque según la información en mi carta de aprobación (que me imprimieron en la policía), no son 250 horas, ni 350 como me habían dicho bajo la nueva regla, sino 550 horas de noruego a los que tengo derecho -pero también obligación, si quiero residencia permanente y/o nacionalidad- además de 50 horas de sociedad noruega. Es decir, mientras antes comience mejor, porque va a tomar más tiempo del que tenía contemplado. Eso no me molesta, al contrario, me gusta la idea de por fin saber qué es lo que va a pasar conmigo, aunque aún las fechas estén poco claras, pero quiero hacer las cosas tan efectivamente como sea posible!
  • Después, cuando llegue mi tarjetita feliz (que en teoría sería en máximo 10 días laborales), mi plan es ir al banco y a NAV. Al primero para abrir una cuenta de ahorros, obviamente, y el segundo para registrarme en las bases de datos de búsqueda de trabajo!!
  • Mientras tanto, quiero ir a Adecco y otras agencias de reclutamiento de empleados para acelerar mi búsqueda de trabajo tanto como sea posible.
  • Adicionalmente, con mi número personal en la mano, tengo que seleccionar un médico de cabecera. Queríamos que fuera el mismo que tiene Steffen (y toda su familia), pero por ahora está sin cupos así que busqué a otro y ya lo tengo elegido. Es joven y aunque no lo conozco en persona, las opiniones de sus usuarios eran bastante buenas, así que espero sea una buena elección (y no se le acaben los cupos en lo que se demora en llegarme la tarjeta!).
Tengo la impresión de que hay algo que me falta anotar, pero ya les diré si me acuerdo. ¿Algo que me falte hacer? Avísenme!!