jueves, 30 de junio de 2011

Carta de Susana a su primer sobrino en el día de su cumpleaños

Me cuesta creer que cumplas un año. O en realidad no. Lo que me cuesta creer es que la maravilla que ha significado tu existencia en nuestras vidas no sea un sueño, sino una realidad.

Me cuesta creer aún el momento en que te vi por primera vez, a través de la ventana, en la cuna donde te traía tu papá, mi hermano, para que te pudiéramos conocer.

Me cuesta creer lo mucho que has crecido, lo mucho que nos has hecho crecer a todos.

Me cuesta no emocionarme con tus primeras palabras, como cuando dices -"gashia" después que te pasan un juguete, o cuando ves tu globo, que siempre anda volando por ahí, y dices -"gooco!" con carita de felicidad... Y cuando tiras besos y cuando saludas con tus manitos gorditas, y para qué decir cuando nos sigues la "coreografía de manos" mientras te cantamos "las manitos" desde el otro lado del mundo... Tu sonrisa no tiene igual, tu cara tierna me derrite el corazón y tu simple existencia me pone en la encrucijada entre dar gracias por la oportunidad que tienen de estar allá y maldecir a la estúpida distancia que no me permite llenarte de mimos, besos y abrazos como nos gustaría a todos...

Si pudiera y fuera lo correcto, te daría el mundo entero... Pero sé que no debo, porque al igual que tus padres quiero que seas una persona de bien, y sobre todo que seas feliz. Y la gente que lo tiene todo sufre, porque le falta esa lucha que le da sentido a la vida...

Sé que a lo largo de tu vida sufrirás decepciones; quizá cuando no te compren el juguete que esperabas, o quizá cuando te des cuenta, durante la adolescencia, que ni tus papás ni nadie en este mundo es perfecto... pero también sé que en cada etapa de tu vida siempre podrás contar conmigo, y que desde el punto de la Tierra que sea, siempre estaré contigo y siempre te llevaré en mi corazón, y cada vez que te vea te abrazaré fuerte, aunque tengas 15 años y no quieras que nadie se te acerque.

No me alcanzan las palabras para decirte cuánto me gustaría estar contigo todos los días y en este en particular, por ser tu cumpleaños... pero creo que sabes y sientes en tu corazoncito de bebé cuánto te amo y cuán feliz me has hecho por darme el privilegio de ser tu tía.

Feliz cumpleaños, sobrinito C. Feliz cumpleaños.