martes, 20 de septiembre de 2011

Apatía y demás

Como muchas de las bloggeras que sigo, creo que estoy en un período de sequía literaria, por llamarlo de alguna manera. Debe ser porque en realidad desde que se fue Steffen no he hecho mucho más que juntar papeles por aquí y por allá, algunas salidas con amigas y poco más que eso, aunque también admito que he estado desanimada estas últimas semanas; y no sólo porque esté separada de mi marido por aproximadamente 12830Km, sino que también porque cambié de anticonceptivo y obviamente mi cuerpo necesita adaptarse a eso y si bien nunca me sentí deprimida ni apenada, sí estaba como en modo stand-by, es decir que podía estar un día entero sin hacer algo productivo, sin sonreír, sin sentirme triste, ansiosa, feliz... en resumen estaba apática.
En todo caso después del 18 me he decidido a superar mi propia barrera hormonal de la apatía y volver a la acción, porque de nada sirve estar sumida en la inactividad, ¿verdad?

Tengo algunas cosas que contar, pero voy a hacerlo de a poco, si no, ¡después me quedo sin tema nuevamente!