domingo, 28 de octubre de 2012

Drammen

Ayer fuimos a Drammen por el día; Steffen me acompañó a rendir el TOEFL (Test of English as a foreign language), uno de los requisitos para el programa de magister al que estoy postulando. El test mismo, y sobre todo el viaje, salieron bastante caros para nuestro presupuesto, pero lo bueno es que aún si no me aceptan en el magister, supongo que los puntajes del test me servirán para agregar al currículum y/o para cualquier instancia que requiera un certificado de mis conocimientos de inglés, así que en ese sentido convenía rendirlo.

Nuestro itinerario consistió en levantarnos a las 4.50am, prepararnos, tomar desayuno y tomar el taxi, llegar al aeropuerto a eso de las 5.45, y tomar el avión con dirección a Oslo a las 6.40. Una vez allá, tomamos el tren con dirección a Drammen, donde llegamos a eso de las 9.30.
El test empezaba a las 12 (y tenía que presentarme media hora antes) así que primero fuimos a ubicar el lugar donde debía rendirlo (a unos 3-5 minutos caminando desde la estación de trenes) y después tomamos un segundo desayuno para despertar bien y estar con el estómago preparado para las 4 horas y media que duraba el famoso examen.
Después recorrimos un poco los alrededores, principalmente buscando qué cosa interesante podía hacer Steffen mientras le tocaba esperarme y, salvo una tienda de libros antiguos y un par de bares que no llamaban mucho, no había nada!!
Drammen está atravesada por un "río" (en realidad es una red de drenaje) llamado Drammensvassdraget, que básicamente divide a la ciudad en dos, y nosotros (y la estación de trenes, y el lugar donde tenía que dar el examen) estábamos al Sur de este río y, buscando en Google Maps, resulta que al parecer todo lo "divertido" estaba al lado Norte del mismo.
Afortunadamente, a pesar de que es ancho, el río ese es rápido de cruzar, así que eso hicimos y si bien al otro lado tampoco había mucho más que hacer, al menos encontramos un centro comercial donde Steffen podía sentarse y trabajar en el libro que está leyendo ahora (afuera estaba bastante helado como para estar 4 horas haciendo nada). Así que dimos un par de vueltas en ese lugar (Magasinet Drammen) y como a las 10.50 me encaminé de vuelta a través del río, nadando! Wuajaja no, crucé el puente y caminé los 4 pasos que separaban el puente del local, entré y luego... bueno, rendí el examen.
En teoría duraba 4 horas y media. Yo sabía que obviamente ese tiempo está exagerado; da como para que uno se tome como un minuto o más por pregunta y eso es demasiado, pero aún así, encuentro que hice el test muy rápido. En realidad, según yo lo hice a velocidad normal, pero iba como 10-15 minutos adelantada del promedio de los otros que estaban dando el test; sólo había otra persona que iba relativamente a mi mismo ritmo (pero igual más lento que yo). Entonces, no sé, quizás sirvieron los test de preparación que hice en casa (en los que me demoraba aproximadamente 3 horas, lo mismo que me tomó el test real) o bien fue un efecto combinado de la pastilla de vitaminas que me tomé en la mañana y la RedBull que me tomé antes del test que me hizo trabajar como una máquina! Pero en fin, que al final lo de la velocidad a nadie le interesa mientras me haya ido bien, cosa que espero de todo corazón.

Antes del test conocí a una niña de Italia y a otra de China. Ambas muy simpáticas, pero viven en Oslo y no quedamos en contacto ni nada :(. Después me las encontré en la estación de tren mientras esperábamos, pero no teníamos boletos para el mismo tren y el de ellas salía muy pronto y con las prisas tampoco se me ocurrió preguntarles por algún medio de contacto, así que no creo que las vuelva a ver ever, por lo que sólo espero que a ambas les haya ido bien.

Ya, como salí temprano del test, me reuní con Steffen (que el pobrecito ya estaba medio zombi del aburrimiento), comí algo y luego aprovechamos para pasear alrededor gracias al tiempo extra con que originalmente no contábamos (salí a las 15.10; en teoría el test terminaba a las 16.30 y el tren salía a las 16.53: teníamos casi 2 horas en vez de apenas 20 minutos!) . Así que ahí tomamos un par de fotos, que sumado al otro par que tomé cuando iba desde el centro comercial hasta el lugar de rendición del test, me dio como resultado un pequeño arsenal de fotografías para recordar ese paseo exprés.

¿Mis impresiones de la ciudad? Es sinceramente hermosa. En lo poco que recorrimos pude ver que tiene mucho paisaje y mucha arquitectura que ofrecer. Sin embargo, me pareció que no se está explotando eso; la ciudad se ve media muerta en términos de sociedad (muy poca gente en las calles) y al parecer económicamente (digo esto por el número de locales que se arrendaban o estaban simplemente abandonados); aunque supongo que el hecho de que era sábado puede haber afectado, pero igual, se veía una gran diferencia comparando con Stavanger, en que hasta a las palomas les hacen el medio emblema y las venden como algo "que vale la pena ver" para llamar turismo. Drammen en cambio estaba como triste, como poco tomada en cuenta, pero repito que puede ser sólo nuestra impresión, porque después de todo apenas estuvimos ahí unas pocas horas. Por lo mismo, me gustaría volver a ir algún día con más tiempo, para seguir viendo edificios y otras cosas lindas que me dio la impresión de que abundaban, aunque no estuvieran tan promocionadas (no tengo idea, capaz que tengan la tremenda carta turística pero como no contaba con tiempo, preferí no averiguar para no hacerme ilusiones de algo que después no iba a poder ver).

Lo otro que me gustó es que la diversidad cultural se veía bien integrada; en ese par de horas vi varias familias interraciales (específicamente parejas de una noruega con un afro descendiente e hijos) cosa que acá en Stavanger en 10 meses no he visto nunca (lo que no quiere decir que no las haya), lo cual me hace sentido con lo que mencionó la encargada del grupo de noruego de acá, que justo el jueves pasado nos contaba que Drammen es famosa por sus programas de integración para inmigrantes, o algo por el estilo.

Cuando llegó la hora tomamos el tren de regreso a Oslo y luego el avión desde Oslo a Stavanger, llegando a casa a eso de las 21.00. Ultra cansados pero afortunadamente sin ningún incidente ni imprevisto, más que un nuevo moretón que agregar a mi colección, gracias a un golpe que me di en el muslo contra el brazo del asiento del tren cuando nos bajábamos en Drammen (me dolió tanto que casi perdí la consciencia por un par de segundos)

Si llegaron hasta acá con la lectura de este post eterno, el premio son algunas fotos del viaje, que les dejo a continuación!!

La vista desde el puente hacia el lado Oeste del rio.
Una panorámica desde el lado Norte del río, con vista al Sur-Oeste (click para verla bien).
Nosotros ahí mismo junto al lago (Steffen me obligó autorizó a no censurarlo)
Un perro lindo que apenas abrió un ojo para la cámara.
Una fuente de agua hermosa pero que no estaba funcionando :/
Bicicletas gratis! Le dije a Steffen que recorriera la ciudad en una, pero no quiso :P
Me enamoré perdidamente de este edificio-castillo!

Si se fijan, en esta tapa de alcantarillado se ve el edificio de arriba, el del frente que era casi igual pero más pequeño y la iglesia (en una foto de más abajo). Desde el lugar donde estaba esta tapa se podría ver aproximadamente lo mismo que se ve ahí representado, si no fuera por los árboles que habían "en el camino".
Otro edificio hermoso
La iglesia de la tapa de alcantarillado :) y yo.
Al igual que en Stavanger, tenían varias esculturas de metal, aunque admito que estas eran más lindas que las de acá!