martes, 2 de octubre de 2012

Un día más 2

Muchas gracias por sus comentarios en el post de ayer.

Escribir cómo me sentía y leer sus respuestas ya me ayudaron bastante a salir del estado de ánimo que me invadió ayer.

Es increíble lo mucho que ayuda el blog a hacer catarsis de todo el pesimismo y la desesperanza que a veces nos invade, sobre todo cuando se tiene esas palabras de aliento de vuelta.

Entre ayer y hoy la realidad no ha cambiado mucho; acabo de revisar el correo y nuevamente no hay nada para nosotros, ni siquiera publicidad entretenida había hoy. Más encima, Steffen me envió un mensaje de que supo por ahí (supongo que en alguno de los diarios noruegos) que el tiempo de procesamiento de los casos de la UDI está siendo de 6 meses en promedio, lo que en realidad sólo viene a reafirmar mi teoría pesimista de que antes de Diciembre-Enero lo más probable es que no sepamos nada.

Pero con amargarme no saco nada, no gano nada, no mejora nada, no se apura nada.

A veces cuesta tanto mantener el foco, sobre todo cuando estoy sola gran parte del día, cuando no veo claramente el por qué estoy acá, el motivo que me trajo a embarcarme en un cambio de país con todas las dificultades que eso significa a nivel económico, social, idiomático, personal y profesional...

Pero ¿saben qué? cuando mi motivo llega a la casa, con su carita de cansado pero tan feliz de verme, todo vuelve a tener sentido para mi y creo que eso es lo que debo tener en mente, el por qué estoy haciendo esto: mi amor, nuestra relación, mi felicidad, mi familia.