viernes, 13 de abril de 2007

De lo que hoy y lo que ayer

Ayer quería escribir, pero no era mi proclamada 'night for free'. Quería escribir acerca de algo que supe ayer, y que la verdad me dejó con un sentimiento raro, entre impacto, pena y preocupación. Me enteré que no puedo donar sangre. Yo, que siempre dije que sería donante habitual de mi tan escasa sangre (Rh0 D Negativo), para así poder hacer mi 'acción social' cada 3 meses aprox. Resulta que en caso de personas que hayan manifestado epilepsia [1], existen 3 motivos por los cuales no podrían donar sangre: que haya sido hace menos de 5 años; que aún permanezca en tratamiento o que haya descontinuado el tratamiento sin el alta médica correspondiente. Bueno, resulta que jamás terminé el tratamiento; jamás tuve el alta médica. Conclusión: no puedo donar sangre a menos que vaya donde un neurólogo para que me autorice a tal cosa.

Bueno, pasando a otros puntos, hoy recibí un mail de un amigo y me llenó de alegría el corazón. Es tan genial saber que alguien a kilómetros (muchos) de distancia, siente algo de cariño por uno... Me da un poquito de seguridad y estabilidad; esa que cada cierto tiempo me pasa la cuenta por ausente.

Hoy ví a aquel al que se refería mi post del 29 de Mayo 2006. Se dirigía, al parecer, al pub 'Donde Tu Hermana' [2], cerca de la Católica. Fue raro. Para variar me dio pena hablar de él, para variar me di cuenta de que recuerdo casi a la perfección el tiempo en que eramos amigos... Es increible, pero aún extraño a ese niño. O quizá no lo es tanto. Días antes me había acordado de él (digo, más de lo que lo hago normalmente) y deseaba verlo; saber que está vivo. Hoy mi deseo se hizo realidad. Estaba vestido de negro y con la misma cara con que lo vi por última vez. Nadie entiende lo que él significa para mi; ni siquiera yo. Bueno, creo que para la otra desearé poder conversar con él, o al menos siquiera saludarlo. Si es por verlo, creo aún tener alguna de sus fotos, aunque obvio, nada se compara a ver a una persona en carne y hueso, aunque sea pasando junto a él a alta velocidad.

No sé qué más decir y, sinceramente, quiero dormir... Creo que acompañar la sesión de revisión de mail con vodka naranja hace que el sueño baje aún más rápido que de costumbre...

Besos para mis lectores y besotes para mis posteadores!

--

[1] Para los que no sepan, el 12.06.1995 comencé a sufrir ataques de epilepsia. Me hicieron miles de exámenes y tomaba remedios y no podía hacer cosas como subirme al techo y andar en bicicleta entre obstáculos... Según uno de los tantos Electro Encéfalo Grama que me hicieron, tenía irregular organización de la actividad basal con un aumento de la actividad lenta THETA. Si alguien puede explicarme qué significa esto, se lo agradecería mucho.

[2] Pub 'relativamente no tan viejo' muy popero donde, sinceramente, no me llama la atención ir. Debo mencionar, eso sí; que es o era el segundo hogar de Karla.