miércoles, 24 de octubre de 2007

Cosas de la mente...

Hoy fue un día hermoso. Es verdad, estoy hablando casi como si el día ya hubiera terminado...

Hoy es un día hermoso. Frío, condenadamente frío, pero hermoso al fin y al cabo. Y, ante todo, muy particular. Primero, me levante como comúnmente lo hago, es decir luego de que