domingo, 4 de noviembre de 2012

Lutefisk

Ayer probé el famoso y tradicional plato noruego llamado lutefisk. Ya varias personas han explicado en diferentes situaciones en qué consiste este singular plato, pero, por si no lo han leído, a grandes rasgos es un plato hecho a base de pescado blanco que ha sido tratado previamente con soda cáustica (NaOH).

El pescado, de la forma que lo probé yo, se sirve con puré de arvejas (guisantes verdes), salsa de mostaza, cubitos de tocino frito y papas cocidas. Además, se suele servir con aquavit y cerveza, aunque yo reemplacé la cerveza por Coca Cola :)

Fuimos a comer al City Bistro con gran parte de la familia materna de Steffen; ambos abuelos, un tío con su esposa, mi suegra con su amigo-pololo, mi cuñado, Steffen y yo. El abuelo de Steffen estaba superemocionado de que yo fuera a probar el lutefisk (y de comerlo él también, por supuesto, ya que es de los fanáticos de este plato), mientras que la abuela y mi suegra me decían que no, que pensara bien qué estaba haciendo, que no tenía para qué probarlo (mucha gente lo encuentra horrible) y Steffen me decía poco, sólo me preguntó un par de veces si estaba segura en lo que me estaba metiendo y sí, lo estaba, aunque estaba bien convencida de que no me iba a gustar. En el peor de los casos, me dije, hago pasar el pescado a punta de aquavit, aunque quede inconsciente en el proceso. En ese sentido iba bastante mentalizada, pero jamás me esperé... que me gustara!

Sí, me gustó mucho; me gustó el sabor, la textura, la presentación... El abuelo de Steffen, su tío, el amigo de mi suegra y yo fuimos los 4 que nos aventuramos en el lutefisk (en realidad ellos ya sabían a lo que iban, yo era la única primeriza); pedimos el "lutefisk meny" que incluía un aperitivo (casi del porte de un plato de comida normal) con un tipo especial de lutefisk (no pregunten qué tenía de especial, no escuché y Steffen no supo explicarme), un poquito de helado de vainilla con aquavit y luego el plato principal, que era inmenso y permitía repeticiones infinitas (¿"tanto lutefisk como puedas comer"?) y al final un postre de ciruela con crema. Para mejor claridad, fotos!

Aperitivo, que bien podría haber sido un plato principal
La bolita de helado (supongo que para limpiar el sabor entre platos)
El plato principal, que era ENORME!
El postre! Lo de encima es una galleta, aunque en la foto parece una hamburguesa de ave :S
Yo sólo pude servirme un plato de lutefisk y apenas (del principal, el aperitivo me lo comí entero), pero los otros 3 se repitieron!! No sé dónde les cabía tanta comida, porque yo siempre he considerado que como harto y quedé llenísima con un solo plato! Pero bueno, el punto es que ahora de acuerdo al abuelo de Steffen, soy parte del "Club lutefisk".

¿Lo volvería a comer? Sí, pero no sé qué tan seguido. Como les dije, me gustó harto, pero no sé qué tan saludable sea y no es "la mejor comida del mundo" como para arriesgar la salud por el plato, así que creo que comerlo una vez al año durante la temporada es un buen plan a futuro.

**Para los que tienen la oportunidad de probarlo y están indecisos**, yo diría que le den una oportunidad, aunque al parecer no hay puntos medios, o lo odias o lo amas y si es que hay algún patrón de a qué gente le va a gustar y a quienes no... al abuelo de Steffen y a mi nos encanta el pescado y a ambos nos gustó/gusta el lutefisk, así que si son fanáticos del pescado, me atrevería a decir que existe una posibilidad de que disfruten de este plato. Si no, hagan como yo planeaba y tomen un vaso de aquavit por bocado de pescado; les aseguro que por el quinto vaso ya lo encontrarán un manjar de manjares :)

---
Luego de esta buena experiencia con uno de los platos más controversiales de Noruega, ahora quieren que pruebe el smalahove (foto) y aunque la idea de comerme el ojo de un cordero no me tienta para nada, sí creo que podría disfrutar el resto de la "pieza"... pero ya veremos cuando tenga la oportunidad de probarla.

Fuente: http://www.absolutnoruega.com/wp-content/uploads/2009/08/smalahove-comida-tipica.jpg