sábado, 29 de diciembre de 2012

Navidad

Creo que no podría estar más atrasada con escribir acerca de la Navidad, cuando ya casi no queda espíritu navideño y todo se ha ido reemplazando con "espíritu de fin de año", pero antes de que ya sea 2013 les voy a contar cómo estuvo nuestra Navidad.

La celebramos con una cena el día 24 donde uno de los tíos de Steffen, vamos a llamarle Ola, que le encanta cocinar y es muy buen anfitrión, así que como imaginarán la comida fue exquisita y abundante y el ambiente muy agradable.
En la cena estaban los dueños de casa (tío-esposa-hija), otro tío de Steffen, mi suegra y su pololo, mi cuñado y nosotros dos. Si bien no eramos tantos, eso no fue impedimento para que el árbol estuviera re-lleno de regalos!


Me olvidé de sacarle fotos a la mesa, que se veía muy linda decorada y cuando me acordé ya estábamos todos sentados y me dio flojera pararme!

La comida consistió en cantidades industriales de pinnekjøtt, ribbe, papas, salchichas, salsas varias y puré de nomeacuerdoqué. ¡Todo exquisito! Nuevamente lamenté el momento en que se me encogió la guata, porque qué ganas de comer el doble de lo que comí, pero de verdad no podía más... Como había contado antes, aquí vine recién a probar el ribbe y ¡Oh, Dios!, qué cosa más rica!! superó mis expectativas como en un 1000%.

ya había empezado a picotear mi plato cuando me acordé de sacarle foto!
Después, el anfitrión nos dio a probar un caviar ruso que, según nos dijo, le costó mucho dinero. No sé si será cierto, no me sorprendería que lo fuera, pero la generosidad con que lo repartió todo me hace tener mis dudas, no porque él no sea generoso, sino porque... yo nica lo reparto así de fácil, sobre todo si me costó tanto como dijo.
Era muuuuy rico!! Saladito y ufff, un placer sentir la textura en el paladar. A Steffen obviamente no le gustó, pero no esperaba que lo hiciera, si en este matrimonio soy yo la de las cosas "exóticas".

caviar O_O
 Esta botella de vino no la tomamos, pero me gustó mucho la etiqueta estilo "pin-up" que tenía, así que le tomé una foto.

Passion has red lips jajajajaja
Obviamente, como en buena cena típica noruega, no podía faltar el aquavit, que a mi me gusta mucho por alguna razón que no logro descifrar, ya que he tratado de disfrutar de otros licores fuertes, como el coñac, el whisky, el aguardiente o siquiera el pisco chileno y no, simplemente como que no son lo mio, pero el aquavit es realmente un gusto tomarla.

Mi vaso de aquavit durante la cena.
... y una muestra de aquavit que me sirvió "Ola" después, que igual estaba rica pero era mejor la de la cena.
Después de la comida y el postre (que olvidé tomarle fotos, pero estaba exquisito, hecho por la esposa de "Ola", el mismo que hizo para nuestro matrimonio), pasamos al living a abrir los regalos. Me querían mandar a mi a repartirlos pero me escapé diciendo que el pololo de mi suegra es más nuevo en la familia, así que era su turno y no el mio :P

Mi suegra me regaló una bata de baño exquisita que hace que uno se sienta como un oso de peluche (a Steffen también le regaló una y al día siguiente estuvimos todo el día en bata los dos), el pololo de mi suegra me regaló un libro de cocina noruega que me encantó, porque trae miles de recetas clasificadas por zona y cosas, que realmente me sirve en mi idea de poder incorporar tanto las costumbres y tradiciones noruegas como chilenas, pero específicamente las "stavangerianas" o siddis y las "talcahueñas" o choreras.

El libro, que es gordo y pesado; dos atributos que me encantan en un libro.
También recibimos dinero, tanto de forma individual como para ambos como pareja y tarjetas de Navidad muy lindas de parte de todos, además de unos chocolates que Ola puso dentro de una caja de fideos vacía a modo de broma.
Mi suegra hizo de chofer y cuando nos vino a dejar, nos entregó a los 3 (Steffen, mi cuñado y yo) unas botas navideñas llenas de dulces, que por lo que me decía Steffen, es lo que típicamente reciben los niños a la mañana siguiente de Navidad. Mi suegra más linda, que nos trata a los 3 como si aún fuéramos niños, y a mi como si fuera su hija :)

Mi bota de navidad llena de dulces :P


La bota incluía un libro de cómics de Garfield (acá llamado comúnmente Pusur)
Mi cómic, que ya me leí de principio a fin.
 Y también unas "velas" súper especiales, porque se tratan en realidad de un soporte para la mecha, que permite quemar aceite en un vaso de agua (no las he probado aún, pero eso decían las instrucciones)

La caja donde vienen las "velas".
Unos calcetines que me vinieron como anillo al dedo (como calcetín al pie?) porque son calentitos y siempre ando pidiendo calcetines jejjeje.


Muchos dulces!!!! De esos, los 3 de licor se los doy a Steffen porque no me gustan, aunque le pedí de vuelta la cajita de metal redonda que me encantó!


También una bolsa de figuras de mazapán, que tengo un post pendiente de explicar por qué un cerdo.


Más dulces...

El cerdito de Steffen, fuera de su bolsa y a punto de ser devorado por mi marido adicto a los dulces.


Cuando ya estuvimos de vuelta en casa eran alrededor de las 12 de la noche, así que aprovechando que Steffen estaba hablando con mi cuñado, llamé a mi familia antes de irnos a acostar. Todo bien saludando a mi papá, después a mi mamá y... después no tan bien saludando a mi hermana; las dos nos pusimos a llorar y a pesar de que traté de distraernos a ambas contándole cosas triviales, pronto tuvimos que cortar porque ya era mucho, y cuando corté me vino un ataque de pena y llanto y angustia tan grande que no se me pasaba. Yo igual le echo la culpa un poco a que había bebido bastante aquavit y vino y por eso supongo que me agarró la pena más fuerte que de costumbre, o también por la fecha, o no sé, pero Steffen me abrazaba y me hacía gracias, y me cantaba nuestras canciones mamonas que me encantan (lo que siempre hace cuando me baja la pena, mi amor lindo), pero nada, yo trataba y aunque la angustia se me pasó, no podía dejar de llorar... y eso culminó en que Steffen, en una medida desesperada, me ofreciera comprar un pasaje para que mi hermana nos venga a visitar!
Yo, aún con los ojos como poto de hinchados y la voz aún media temblorosa, llamé a mi papá nuevamente a la casa para preguntarle y reconfirmar entre qué fechas va a estar allá mi hermano, porque sabía que era importante para ella estar con mi sobrino lo máximo posible, y no quería decirle a mi papá, pero me insistió que para qué preguntaba así que le dije y yo creo que mi papá se emocionó más que mi hermana misma jejejeje. La cosa es que buscamos y encontramos una ruta muy buena, con horas de viaje decentes, entrando a Schengen por Alemania (que me encantó cuando me tocó a mi, los alemanes son a toda raja), y, lo mejor, a un precio no tan descabellado. Así que eso pues, el mejor regalo de todos me lo dio mi maridito lindo, aunque igual me sentí como esas minas que hacen escándalo para que el marido les compre cosas o les de plata... pero creo que nadie sabe más que él lo mucho que esto significa para mi, es como si me hubiera devuelto algo que me faltaba y ahora estoy tan ansiosa porque llegue luego la fecha del viaje!! Pero ya contaré más de eso en otro post.

Feliz Navidad -con varios días de atraso- para todos!