martes, 7 de octubre de 2014

Actualización breve y la pieza de mi criaturita

Mi descanso no ha ido bien. En vez de trabajar el proyectado/esperado 50-60%, he trabajado como mínimo 80%.

A pesar de eso, me he sentido mejor. El dolor de caderas siempre está presente, pero la intensidad ha bajado un montón. Considerando que el tamaño de mi panza va en aumento, supongo que es un signo de que, aunque sea de medio día, el descanso está sirviendo. También me he sentido con más energía para hacer cosas más que sólo "sobrevivir el día a día". Específicamente, he hecho una limpieza semiprofunda del closet de mi oficina, hice una de las dos fundas de cojín que tengo pendiente, y hoy, que estoy en casa, desocupé uno de los closets de la pieza que tengo destinada a mi niño.

Ese último punto es en realidad el que considero más relevante, porque a pesar de que tengo casi grabado en la mente que no quiero que, al convertirme en madre, dejar de ser mujer, de ser persona, aunque TODO girará en torno a bebé, igual supongo que parte del proceso del embarazo-gestación involucra justamente eso, que todo mi cuerpo grite: - "¡¡bebé!!" con cada fibra que lo compone, y eso ya ha pasado en cierta medida; gran parte de mi tiempo libre lo ocupo en pensar cosas como qué falta, qué es fundamental, de qué podemos prescindir, etc... cosa que he tratado de canalizar en energías, entusiasmo e inspiración para "cómo decorar/distribuir su pieza".

Igual como tanto la casa como la billetera tienen capacidades limitadas, aún no hemos comprado ningún mueble, pero quiero tener todo mirado y evaluado para cuando lo hagamos (en noviembre, en teoría).

Mientras tanto, he decidido que:

  • Como en un principio -y hasta que los tres estemos preparados- bebé dormirá en su cuna pegada a mi cama, y el mudador por espacio y comodidad será instalado en el baño, el objetivo principal de que tenga su pieza es que sea su cuarto de juegos y siesta. De ahí que insisto en llamarla pieza y no dormitorio.
  • En este mismo sentido, la pieza estará diseñada tomando como punto de interés al niño; con juguetes, libros y demases a su altura más que a la de los adultos. Lo que tal vez se podría definir como un cuarto Montessori.
  • Siguiendo también esta doctrina, la pieza contendrá pocos elementos:
    • Un colchón a ras de suelo donde pueda sentarme yo a leer mientras él juega, o donde podamos jugar/leer juntos, o donde amamantarlo, o donde duerma la siesta... en resumen un colchón multiuso,
    • Dos veladores-repisas empotrados que venían con la casa y que guardé pensando en que "para algo podrían servir". Al ser bajos se me hacen perfectos para que tenga sus juguetes a su alcance.
    • Un par de repisas de esas finitas para marcos de fotos con libros, también a su alcance.
    • Un closet empotrado que me encantaría sacar pero implicaría remodelaciones mayores para las que no tenemos presupuesto. Ese es el gran elemento adulto que habrá que dejar en la pieza y supongo que será utilizado para guardar su ropa.
    • Creo que incluiré también una alfombra o una piel de animal; algo suave y calentito donde bebé pueda jugar sin enfriarse... aun no he decidido específicamente qué.
Por otro lado, hay cosas que me causan conflicto o que aún no he decidido:
  • En esa misma habitación están el módem y el router. La parte estética me da lo mismo, pero aunque nunca he leído buenos fundamentos que contraindiquen las ondas en un ser humano (las ondas están en todos lados y son una parte maravillosa de la naturaleza, y una de mis materias de estudio favoritas de la universidad), siempre queda el factor "qué pasa si...". Como al menos en los primeros meses bebé no dormirá ahí, igual no es algo que considere lo suficientemente relevante como para sacrificar su derecho a tener su propia pieza.
  • La puerta está justo junto a la puerta de calle. Yo sé que al menos mientras sea tan pequeño no se me tratará de escapar de la casa, pero me da cosa que eso haga la habitación más susceptible a corrientes de aire y humedad. Yo cambiaría la puerta al otro extremo, que da frente a la escalera, pero, nuevamente, ¡remodelaciones mayores!
  • ¿Pintar o no pintar las paredes? Ahora tienen un tono café claro que queda muy lindo y está en bastante buenas condiciones, pero sé que pintarla nuevamente, aunque sea del mismo color, le dará un brillo y una sensación de limpio que de otra forma no se consigue. Igual veré como está la pintura detrás del closet que sí sacaremos de ahí, y en base a eso tomaré la decisión.
Ya tengo por supuesto mi tablero de Pinterest lleno de ideas e inspiración :D