domingo, 14 de febrero de 2010

Escritos antiguos 3 - D/1

Y oir tu respiración se convertiría en mi aire... y sentir tu aroma se convertiría en mi esencia. Tu cuello... tu cuello desborda mi amor y a veces sueño que me pertenecen.

y tus ojos me miran
y mi corazón te busca
y mi alma se agita
y mi vida tirita

El consenso de tus labios han de ser los míos

y tu corazón ajeno algún día será mio
y tu alma en pena en la mía encontrará abrigo
y es que no pienso sino en estar... contigo.

Y la música te evoca y mi mente y mi boca
¡oh! mi amante, todo te evoca.
Y te evoca mi piel y te evoca mi sueño
y te evoca mi alma y te evoca mi vista

Y te veo en todos lados y no te veo y te veo y creo verte
y mi corazón ansía sentir lo que nunca sintió antes;
nunca te sintió, nunca te ha sentido
Oh! mi amor, enséñame el camino.

Las burlas no existen, el humor no es escaso
¿te tendré algún día?
¿te veré acaso?

Y las flores me anuncian la primavera; y tus cartas me anuncian tu partida y yo sin ti no encuentro salida.

Dime que te quedas, dime que eres mio.
Dime que no todo está perdido

Dime que me sufres y yo te haré feliz.
Dime que me amas y yo me quedaré junto a ti.

Y yo... yo me quedaré junto a ti.
Y... yo me iré junto a ti.

Y es que para mi no existes, pero eres más real que muchas cosas antes.

Y eres cuanto en mi corazón estás.
Y estás día a día; cada día estás ausente.
Y no estás presente, y mi alma te busca paciente,
y mi amor te espera, ¡oh!, paciente.
y te llamo a gritos cuando estoy a tu lado
y te busco a llantos entre tus amores
y te beso despacio en mis sueños mejores.

Y te necesito.

Y si el tiempo pasa hermoso y tengo que cargar contigo, ¡oh!, mi amor, déjame llevarte en mis brazos, abrir nuestro paso entre las flores, enseñarte el aroma de la vida y que, tu y yo juntos, olvidemos el aroma de la muerte.

Y juntos caminaremos, firmes, seguros, impíos... y juntos.

Y mi mano te tomará y mi vida te guiará
y nuestros corazones juntos felices estarán.

Pero, quédate conmigo.
Quédate donde nunca has estado,quédate conmigo.
Quédate en mis brazos,

Déjame abrazarte con todo este amor que aflora por tu cuello y desde mi corazón... déjame no estar sin ti.