miércoles, 20 de octubre de 2010

Convivir

Si bien es un viaje de ida y vuelta, es un hecho que mientras esté allá tendremos que convivir como cualquier pareja, y hoy estaba pensando en eso; en que por primera vez voy a convivir con una pareja y en ese sentido estoy más que feliz de que sea con él, pero me pregunto cómo irá a ser la experiencia para ambos en el sentido de cómo vamos a llevar las particularidades de cada uno en el día a día... pienso por ejemplo en si alguna vez se acostumbrará a que suenen en mi playlist Amon Amarth (que a él le gusta) y Daddy Yankee (que le choca) por igual, junto con... no sé; con Slipknot y los Jonas Brothers... o Lady Gaga y Carlitos Gardel... o si será raro para él, que se viste de negro, andar conmigo a su lado; vestida de múltiples colores elegidos en un random process. Si se acostumbrará a que cuando me pego con algo y me duele, detesto que me hablen y me pregunten si me duele y aún más que me toquen, pero sólo por un rato. Si me darán las mañas de algunas mañanas donde no quiero que me hablen y, por supuesto, menos hablar. Si le parecerá normal que siempre choco con las esquinas, con las manillas, con cualquier cosa que esté cerca de mi cabeza, etc. Sólo por dar algunos ejemplos.

No sé si es bueno que se acostumbre o es mejor que mis particularidades nunca dejen de sorprenderle; lo mismo en mi caso con todo lo que lo hace único, pero, sea como sea, lo que se nos viene será una experiencia inolvidable, única e irrepetible... y esa particularidad quiero que no deje de sorprenderme nunca.