sábado, 23 de abril de 2011

Cosas/costumbres/diferencias que extraño de Noruega

  • El lava vajillas!! De sólo ver la loza me da flojera lavarla (en realidad eso siempre ha pasado, pero ahora que conozco los beneficios de no tener que hacerlo, me entra toda la nostalgia por la maquinita esa que nunca aprendí a usar)
  • La caja pre-lista de Tikka Masala! Pucha que me gustó la leserita! De hecho, entre tanta comida noruega, chilena o por último tex-mex que pude haber escogido para la última cena juntos con mi T, pedí tikka masala! Lo mejor de lo mejor!
  • La calefacción de las casas. Después de pasarme el primer mes ahogada porque se me secaba la nariz, de aguantar los ahogos tipo Olguita Marina que me venían después de pasar mucho tiempo "encerrada", ahora me re-cago de frío acá en mi casa! No he sido capaz de dormir con la ventana abierta, y antes puteaba al que intentara cerrármela, aún con tormentas como la que tuvimos el otro día.
  • El cepillo eléctrico que compartíamos con T (cambiando el cabezal, obviamente). Me cansa tener que meterle presión al cepillo manual para que haga su trabajo (flojera pura, lo sé!).
  • El sistema de camas. Ya lo había mencionado Macarena en un post, pero leerlo no es lo mismo que disfrutar de sus beneficios... Para los que no leyeron ese post, allá en Noruega las camas consisten en sabana de abajo (la que cubre el colchón) y el plumón, nada más. Yo juraba que me iba a congelar, pero con la calefacción y el calor humano, jamás pasé frío! Y para qué decir lo fácil que es ordenarlas... Punto para los noruegos!
  • La tranquilidad. A pesar de que al volver a Chile mis instintos precavidos se reactivaron mágicamente; sin esfuerzo, noto la diferencia entre este pequeño nivel de estrés y la casi ausencia de él, que era lo que experimenté allá.
Eso por ahora... sé me quedan algunas cosas en el tintero, pero ya saldrán...