lunes, 7 de enero de 2013

Vegetales congelados

Hace tiempo que he estado pensando que sería bueno buscar alguna forma de congelar verduras de esas que se utilizan para ensalada. Entiéndase lechuga, repollo, cosas así, principalmente porque acá las bolsas de ensalada listas para servir son bastante caras si comparamos con comprar, por ejemplo, el repollo completo, pero se nos haría imposible consumir este último completo antes de que se eche a perder, por lo tanto comprar los mix listos es, por ahora LA opción.

El problema es que por mucho que pensara en ver si era posible congelar, siempre se me olvidaba buscar y me venía a acordar cuando estábamos en el supermercado; cuando ya no servía de mucho la idea y al llegar a casa ya se me olvidaba y así pasó más de un mes, hasta que hoy -por fin!- me acordé y busqué. Lo que encontré fue esto (copio y pego)
Para poder ser congeladas, las verduras requieren una precocción que garantiza la persistencia del sabor, color y valor nutritivo de las mismas. La precocción se realiza echando las verduras en agua hirviendo (1/2 Kilo de verduras por 2 litros de agua) durante 2 o 3 minutos. Previamente se habrá puesto en el agua un chorrito de limón o vinagre, para evitar el ennegrecimiento. Se escurren y se enfrían. Para enfriarlas con mayor rapidez, hay que sumergirlas en otro recipiente con agua helada, incluso con algunos cubitos. Luego se vuelven a escurrir y se procede a empaquetarlas y ya pueden congelarse.
El tiempo de escaldado varía según la verdura a escaldar y se comienza a contar a partir del momento que el agua vuelve a hervir de nuevo. Después de enfriada y secada, la verdura se empaqueta en bolsas de plástico, teniendo cuidado de que salga la mayor cantidad posible de aire. La verdura que debe cocerse antes de ser consumida, no necesita descongelación, puede sumergirse directamente en agua caliente. Debemos tener en cuenta que la verdura que ha sido escaldada antes de la congelación, necesita un tiempo de cocción inferior al normal. La descongelación de la verdura que se va a consumir cruda, puede hacerse en el frigorífico o a temperatura ambiente. También se ha de tener presente que la verdura para consumir cocida puede ser congelada también después de la cocción.
Preparación y tiempo de escaldado de algunas verduras:
Espárragos: limpiar, cortar la parte fibrosa y lavar. Escaldar de 2 a 4 minutos.
Repollos y coliflores: limpiar y cortar en trozos. Escaldar de 2 a 4 minutos.(añadir zumo de limón al agua para mantener el color)
Alcachofas: eliminar las hojas externas y pelar el tallo. Escaldar 6 minutos.(añadir zumo de limón al agua para mantener el color)
Habas: sacar de la vaina. Escaldar 3 minutos.
Judías verdes: cortar la parte terminal y lavar. Escaldar 4 minutos.
Setas, champiñón: eliminar el tallo, limpiar y cortar en trozos. Escaldar 2 minutos.(añadir zumo de limón al agua para mantener el color)
Berenjenas: quitar el tallo y cortar en rodajas. Escaldar 4 minutos, previamente al escaldado se pondrán en agua salada para evitar la decoloración.
Espinacas: quitar las hojas externas, lavar en agua salada. Escaldar 2 minutos.
Pepinos: Lavar. No escaldar.
Pimientos: quitar el tallo, lavar, cortar en rebanadas y eliminar las semillas. No escaldar.
Guisantes: desgranar y congelar, colocándolos extendidos y después empaquetar. No escaldar.
Tomates: lavar y congelar sin empaquetar. No escaldar.
Perejil, albahaca: Lavar y cortar los tallos. No necesita picar, cuando se saca ya congelado, basta con estrujar la bolsa y se desmenuza solo.
Fuente: http://cocina.facilisimo.com/foros/cocina/congelar-verduras-crudas_580147.html
 Algunos ya los sabía, pero como ya mencioné no tenía idea si se podía congelar repollo y cómo. Creo que lo intentaré para ver qué tal. ¿Alguien ha congelado éstas u otras cosas? ¡para que pase el dato de cómo hacerlo!
Yo les cuento que cuando encuentro el butternut squash, que es el más parecido al zapallo chileno que he probado, lo pelo y pico en cubitos y congelo para tener cada vez que hago pantrucas, la única comida que al preparar acá me ha hecho sentir realmente orgullosa del resultado, y qué mejor porque a Steffen le encanta, aunque le llama "meat soup" (sopa de carne) o "bubu soup".