jueves, 9 de diciembre de 2010

Mamá

Mi mamá y yo somos muy diferentes. Ella es clásica, tradicional, bien intencionada, femenina, etc. Nada que ver conmigo. Sin embargo, a pesar de lo infinitamente diferentes que somos; como toda mamá tiene mucho por enseñarme. Tenemos mucho por vivir juntas.

Gracias, mamá, por las risas compartidas, por las lágrimas compartidas, por tu dedicación y devoción a nosotros. Por enseñarme a tener una familia unida y, en resumen, por la vida misma.

Feliz cumpleaños, mamá.