jueves, 14 de junio de 2012

Desafío de los 30 días: Día 1 - Relación actual

Es poco lo que pueda decir acerca de mi relación que no haya dicho antes, si hasta de nuestros apodos raros les he contado... Pero bueno, por si no se acuerdan, les hago un mini resumen una recopilación sin omitir detalles sin importancia.

A Steffen lo "conocí" de espaldas y me enamoré de su pelo mucho antes de verle la cara y mucho, mucho, mucho antes de enamorarme del resto de él. Lo encontré en un grupo de Facebook al que me invitó una ex compañera de carrera y su foto la agregó al mismo grupo su polola de ese tiempo.
Yo le comenté en la foto diciendo que su pelo era increíble, él respondió dando las gracias, uno de los dos agregó al otro (creo que fui yo, no sabemos), hablamos una o dos veces, luego desaparecimos de la vida del otro por alrededor de un año (aunque admito que a veces me metía a su perfil a sapearle el pelo y le miraba harto la cara, pero no lo encontraba atractivo). Como he contado antes yo tenía (tengo) el sueño de ir a Finlandia y, por lo mismo, estaba tratando de aprender suomi (finés), para lo cual tenía entre mis contactos a una niña de Finlandia con la que hablaba de vez en cuando. Además, jugaba Sorority Life en Facebook y tendí a obsesionarme con él al punto que estaba afectando mis estudios, así que tomé la decisión de cerrar el Facebook. Eliminé foto por foto, estado por estado, etiqueta por etiqueta, amigo por amigo.
Y llegué a ellos dos, el noruego y la finesa y decidí enviarles un mensaje a ambos para que me agregaran a msn, ya que eran las únicas dos personas de mi lista de "amigos" a los que no conocía en persona. Él me agregó, de la niña finesa no supe más. Mientras tanto, él se había cortado el pelo casi al cero, había cambiado su barba de bárbaro vikingo por otra más sentadora que lo hacía (hace) ver exquisito y (lo mejor) estaba soltero. Empezamos a hablar poquito a poco, como que no quiere la cosa, una vez por semana, después dos o tres veces, después todos los días.
En algún momento ambos empezamos a correr al computador para ver si el otro estaba conectado y a postergar nuestras respectivas actividades sociales por estar un poco más de tiempo conversando. Ese verano (creo que del 2009), nos quedamos un par de veces hablando hasta que para mi eran las 2am y para él las 6am, luego él me acompañaba hasta que no daba más de sueño cuando me tocaba quedarme en las noches en el laboratorio por la tesis, pronto yo ya no me imaginaba una vida sin él y estaba segura de que él me quería también, pero como no estaba segura de que él lo supiera y por la imposibilidad de todo a nuestro alrededor, seguí ahí mismo donde estábamos, yo negándome a admitir que estaba agarrada hasta las patas y él... siendo él; diciéndome "te amo" en estado de ebriedad, negándomelo después, invitándome a visitarlo dejando claras sus malas intenciones; siempre confundiéndome y desarmando cada una de las (no pocas) barreras que podía mantener en pie...

Después vino el terremoto, me dijo que me amaba y que querías estar conmigo, yo acepté sin mayor ilusión, pensando que con qué cara le iba a exigir que esto funcionara, si ni siquiera nos habíamos visto en persona. Él me pidió exclusividad, incrédula acepté, y así empezamos a forjar esta relación maravillosa que tenemos ahora; de amigos, de confidentes, de compañeros de juegos, de amantes, de compañeros de vida en general, conjugando tan bien que parecemos dos piezas de un puzzle, complementando con nuestras fortalezas las carencias del otro, resistiendo todo lo que nos ha tocado enfrentar en este camino juntos, aferrándonos juntos aún cuando todo parecía remar en nuestra contra, especialmente cuando alguno quería tirar todo por la borda, y aún ahora, cuando todavía existe tanta incertidumbre con respecto a mi estadía, sabemos que aunque haya que pasar por todo el proceso de nuevo, vamos a seguir juntos no mientras nos queden fuerzas, sino mientras nos quede amor y de eso... ufff, de eso tenemos para 3 Universos más.



Como mucho de esto ya lo he contado antes, si quieren saber alguna otra cosa, pregunten! :)

Y para hacerlo más entretenido, le agregué entre medio unas frases y unos GIFs que me recuerdan a nosotros. Todos sacados de "Amazing Sharings" en Google+.