sábado, 23 de junio de 2012

Desafío de los 30 días: Día 10 - Mis placeres culpables

El desafío de hoy es hablar de los placeres culpables...
Pucha, en realidad no se me ocurre nada así como material, porque en realidad como estamos ahora son pocos los placeres en general que me doy; comprar una revista de vez en cuando, comprar materiales para mis costuras, o de vez en cuando una prenda de ropa en oferta. Son cosas pocas y en general económicas, entonces si me siento culpable por eso, me va a quedar bien poco disfrute en la vida... Así que placeres culpables materiales no tengo.

Placeres de comidas... También difícil, porque a parte de los dulces, que tampoco disfruto mucho acá (ninguno se compara a los dulces chilenos!!), no como mucho tampoco...

En realidad, el único placer culpable en el que puedo pensar es el mirar hombres siendo una mujer casada. Pero!! antes de que vayan a pensar cualquier cosa, les cuento al tiro que no es que ande mirando otros hombres en la calle (en realidad el prototipo noruego no me parece atractivo así que ni aunque quisiera), sino que son 3 machos recios de esos famosos que le borran todos los defectos y dejan lo puro bueno, haciendo que uno se pregunte cómo pueden existir esos dioses jejejejejeje...

Ya, sin más, les presento a mis placeres culpables:
  1. Chris Hemsworth: Me encanta su carita dulce, sus ojitos azules, su sonrisa y sus pelitos rubios...
  2. Pero lo que me vuelve loca es ese cuerpazo lleno de esteroides y photoshop... un dios, sin duda.


  3. Liam Hemsworth: Flaquito, no hay mucho que mirar del cuello para abajo, pero esos ojitos de muñeco y esa nariz perfecta y esa boquita de niño bonito me encantan!!! Eso sí, en natural es demasiado rubio para mi gusto. Así morenito como en esta foto, para mi se ve perfecto.


  4. Chris Evans: Por un lado, me encanta su sonrisa y sus ojos lindos y su carita en general, pero los pelos de su pecho me cargan, por muy buen cuerpo que tenga.

Así que por eso, en Capitán América, donde sale lampiño, sudoroso y bien photoshopeado, encuentro que se ve in-cre-í-ble. Eso sí, ese peinado de oficinista, me corta todas las ilusiones.


En fin, por mucho que me gusten sonrisas de uno y pectorales del otro, aún no puedo encontrar a un amor platónico que me llene tanto las expectativas como mi Steffen, pero qué más da, si en mirar no hay engaño :P

Y a ustedes, ¿qué famoso les gusta?