sábado, 16 de junio de 2012

Desafío de los 30 días: Día 3 - Top 5 de cosas que me cargan / cosas que me revientan

Tercer día del desafío!! Quería hacer secciones, como cosas que me molestan de la gente en general o cosas que me molestan de mi familia en Chile, pero al final, me inspiré en esta parte así que ya llegará el tiempo de hablar de lo demás. En fin, al grano!

  • La victimización / auto-compasión. Me enferma, me descoloca, me da rabia y ganas de pegarle un tiro a las personas que se lamentan de su triste realidad. No es lo mismo que quejarse de una situación en particular, todos hacemos eso y me parece normal, pero weón, si se convierte en algo casi patológico el sentir lástima de ti misma y, sobre todo, tratar de inspirar lástima en los demás... por favor... todos tenemos cosas pencas en nuestras vidas, cosas que nos gustaría que fueran de otra forma, pero todo tiene un límite. Deja de quejarte de que tu hijo no te hace caso y date cuenta, estúpida, de que tú eres la que no sabe ejercer autoridad sobre él. Si estás cansada, descansa en vez de quejarte de lo cansada que estás. Si te carga estar en la casa todo el día, busca algo que hacer y esfuérzate un poco por cambiar tu realidad. Si nadie te quiere, mándalos a todos a la mierda y busca gente que te valore. Si durante tu pobre y triste adolescencia te diste cuenta de que a tus papás no les importas, busca tu propio camino. Sé de muchas personas que hubieran dado cualquier cosa por tener a sus padres cerca, aunque no los pescaran tanto como ellos quisieran. Deja de quejarte y haz algo por tu vida. Deja de quejarte y joderle la vida a la gente que trata de hacer algo bueno por ti, absorbiendo su felicidad, convirtiéndolos en gente patética como tú. Hay dos personas (ambas mujeres) que de una forma u otra forman parte de mi vida y detesto la influencia que tienen en la gente a su alrededor; la forma en que una ha terminado por convertir a su marido en un ser aún peor que ella y en la que culpa además a su hijo por sus propias fallas. Y la otra... qué decir, la otra se ha cagado lo más lindo que tenía en la vida y a pesar de que su influencia ya no es notoria, siempre siempre voy a sentir las cicatrices que su egoísmo dejó en mi vida. Quiero dejar en claro que no estoy hablando de gente con depresión, sino de personas que hacen de la auto-compasión su forma de vida y la forma de captar la atención de otros. Patético.

  • En resumen, esto.



  • Cuando la gente deja chaquetas, parcas, carteras, etc. en el respaldo de las sillas. Acá en Noruega no lo he visto, pero en Chile, particularmente en casa de mis papás, es una práctica súper habitual. No me molesta porque se vea poco estético, en ese sentido me da lo mismo. Lo que me carga es que hace que las sillas se tornen pesadas, más difíciles de mover. Además, toda la función del respaldo se va al carajo porque al final tienes parte de la chaqueta enterrada en la espalda, en vez de tener la espalda apoyada en el el respaldo... y para qué decir eso de que cuando te paras la silla se va para atrás... ufff, esa es una de las cosas que más me exasperaba cuando vivía allá jejejjeje.
  • Otra cosa que me carga es bien particular, es una actitud por parte de una persona en realidad. Se trata de una familiar política de Steffen que cada vez que nos vemos, prácticamente lo único que hace es criticar a Steffen. Que se tiene que vestir con otros colores además de negro, que no haga esto, que no haga lo otro... incluso le pega!! Y pucha, me carga, lo encuentro tan falto de respeto. No es que le pegue fuerte, pero igual, no me parece bien cuando la gente se pega unas a otras, aunque sea en broma o en confianza. Yo las veces que le he pegado a Steffen ha sido un 99% de puro bruta que soy (por ejemplo, estoy tratando de acomodarme en el sillón a su lado y termino golpeándolo en la guata, cosas así), entonces que venga otra yegua a pegarle a mi marido, por muy en buena onda que sea, no, no hay forma de que me caiga bien.
  • Cuando la gente deja corriendo el agua. Acá es ultra típico. Yo creo que tiene que ver con el hecho de que nunca han pasado por períodos de falta de agua, mucho menos saben lo que es no tener plata para pagar la cuenta del agua, o estar sin agua después de una catástrofe natural, entonces la gente deja correr y correr el agua y yo no sé cómo no les enferma el ruido, a mi me llega a causar dolor de cabeza el sonido de una llave abierta por mucho rato y a veces no puedo dormir si escucho una gotera en una llave. Steffen también gasta mucha agua, es de los que deja el agua corriendo mientras se lava los dientes (una costumbre a la que sigo sin verle explicación), pero como es tan lindo, cuando nos lavamos los dientes juntos, como sabe que a mi me molesta, cierra la llave mientras no la está usando :)
  • Cuando la gente come de más "para que no se pierda". Yo admito que, primero, soy súper glotona, como yo diría el doble de lo que come Steffen y sólo paro por cargo de consciencia, no porque mi tripa haya alcanzado su máxima e indecorosa expansión y que, segundo, no me gusta botar comida buena (algo que acá es muy común), pero me carga a sobremanera cuando la gente come de más con la excusa de que no se pierda, sobre todo si después se quejan de lo gordos que están. Como dije, también me carga perder comida, pero creo que no hay que tener dos dedos de frente para darte cuenta de que si no quieres que se pierda la comida que haces, tienes que hacer menos comida, así no sobra y no la tienes que botar. Obviamente cuesta encontrar las cantidades justas, yo sigo sin pillar cuánta comida tengo que hacer para los dos y a veces hago de menos y otras de más, pero cuando sobra la guardamos en el refri y yo me la como al otro día, por ejemplo. Los huevos, la leche y esas cosas que acá no duran mucho, es fácil darte cuenta si necesitas más o menos por día o semana, a nosotros nos costó una vez perder 4 huevos para darnos cuenta que en realidad era mejor idea comprar una bandeja de 6 que una de 12 unidades... Hasta un mono puede hacer un cálculo matemático así de simple, entonces... ¿cuál es la idea? No sé...

  • ¿Soy muy intolerante? No creo, pues rara vez sucumbo a tirar mierda al mundo por las cosas que me molestan... generalmente guardo silencio y, si es prudente, creo distancia con las personas que tienen actitudes que me desagradan. Creo que es lo más justo para mi y para ellos, porque independientemente de por qué sea, ese desagrado es mi problema, no de ellos.