jueves, 28 de junio de 2012

Desafío de los 30 días: Día 15 - Escribe 15 datos interesantes acerca de ti mismo.

Datos es fácil contar, pero que sean interesantes... hhhmmm difícil... ya, si los encuentran muy, muy fomes, me dicen y hago una versión mejorada.

  1. No me gusta casi ningún nombre de mujer, incluyendo mi primer nombre. El segundo lo encuentro lindo y considero ponérselo a una hija mía si alguna vez la tengo.
  2. Entre el 2001 y 2002 sufrí de un trastorno alimentario iniciado por una nana que tuvimos. Era alcohólica y sufría pérdidas de cabello que causaron que muchas veces seguidas mi plato de comida contuviera dos o hasta tres pelos, lo que me fue produciendo paulatinamente asco, rechazo y finalmente inapetencia frente a cualquier comida. Eso, sumado a una pena de amor, me hizo llegar a pesar 50Kg (un peso totalmente antinatural para mi), me causó todas las estrías que tengo y me echó a perder el estómago para siempre (ahora sufro de colon irritable, indigestiones y un largo etcétera). La cura fue que me hicieran tomar consciencia del problema (a ver si consigo fotos, parecía un esqueleto de lo flaca) y conocer al que fue mi primer pololo, que me hizo olvidarme de todo por unos días de verano. Eso me relajó y fui capaz de comer nuevamente (en los peores días, no era capaz de tragar ni mascadas chicas de pan).
  3. A veces me meto tanto en los libros que por un par de días siento que estoy viviendo dentro del mundo en que están ambientadas las historias y me cuesta separar el libro de la realidad. Ejemplo clásico, Cien Años de Soledad y la saga Harry Potter. También cuando niña me pasaba con David el Gnomo y otros dibujos animados.
  4. Cuando niña creí por muchos años que yo debería haber sido niño, pero no de forma transexual; sino por una cosa de estereotipos; yo era más de saltar, ensuciarme, pegar, pelear... Lady Oscar era lo máximo para mi. A parte, todas las niñas de mi edad y de mi entorno me parecían estúpidas, excepto la Sole, que era como una hermana o prima más.
  5. Cuando me gusta una canción, muy rara vez es por lo que dice. Generalmente es que la melodía o el conjunto melodía-voz me llega de alguna forma al corazón y a veces han habido canciones que amo y que hasta me hacen llorar y no tengo ni idea de las letras.
  6. Siempre he sido muy mala para olvidar y cuando alguien me ha fallado o me ha dejado en ridículo o incluso cuando yo misma he cometido un error, le doy vueltas al asunto por años. No tanto por rencor como por puro gusto de hacerme caldos de cabeza.
  7. Cuando chica comí una o dos veces huevos de gaviota; mi papá los llevaba a casa del puerto y eran tan lindos y (según recuerdo) tan sabrosos, que sueño con alguna vez volver a comerlos.
  8. Cuando tenía unos 12-13 años estaba absolutamente enamorada de Jim Carrey y estaba segura de que llegaría a conocerlo y se enamoraría de mi. Nunca me presentó problema el hecho de que en ese tiempo su hija tenía mi edad.
  9. Cada cierto tiempo paso horas en Internet tratando de buscar información acerca de una serie de ciencias para niños que daban muy tarde en el Discovery Kids, el nombre de la serie es F.R.O.G. y simplemente no hay rastros de que haya existido y sólo sé que no estoy loca porque más gente busca información acerca de ella. Si alguien sabe algo, que me diga!!!!
  10. También de la misma forma busco una serie que daban en el Cartoon Network, aunque de esta sólo recuerdo que eran una especie de extraterrestres futuristas, la serie era en 2D y uno de los personajes (mujer) se llamaba Jade... pero ese no me duele tanto como haber perdido F.R.O.G.
  11. Por algún extraño motivo, que antes consideraba un super poder tipo x-men, jamás en mi vida he sufrido un corte con vidrio, ni siquiera cuando un plato de vidrio caliente explotó a menos de 30cm de mi, ni cuando alguien lanzó una botella y se quebró a menos de un metro de mi, ni cuando rompí un vidrio con un codo en un arranque de emoción adolescente.
  12. Nunca me ha mordido un perro, pero sí un gato y un grillo. También una vez me picó un coliguacho (moscardón).
  13. En casa, generalmente soy yo la que arma los muebles tipo DIY, apreta los tornillos sueltos, entre otras cosas de la casa. A Steffen no le gustan y a mi me encantan, entonces, me parece un excelente "cambio de roles".
  14. Me gustan los perros, pero jamás tendría uno, porque no soportaría tener a una mascota que esté demandando mi cariño todo el tiempo, sin condiciones.
  15. Soy totalmente nula con la coordinación de ambas manos, por lo que jamás he logrado tocar guitarra, piano, ni cualquier cosa que implique hacer dos cosas diferentes con las manos.