martes, 26 de junio de 2012

Desafío de los 30 días: Día 13 - Algún lugar que te gustaría visitar o vivir en él.

Me encantaría visitar muchos, muchos lugares. Entre esos está China, Japón, India, Italia, Russia, sólo por nombrar algunos. Sin embargo, no sé si viviría en alguno de éstos. Tampoco digo que no; en realidad yo estoy bien abierta a vivir donde nos lleve el destino, pero así como que sueñe con vivir en alguno de estos lugares, en realidad no.


Para vivir, siempre pienso en Finlandia. Creo que lo primero que me gustó fue el nombre del país, cuando era muy chica. Después supe que las Auroras Boreales se veían ahí, después lo bonitos que eran los paisajes, después que el wolverine (animal) se encuentra, entre otros lugares, en los bosques de Finlandia (por si no lo sabían, solía estar enamorada de Wolverine, el personaje de x-men), después supe de lo avanzados que son en tecnología, después vi lo guapos que eran los hombres fineses, después me enamoré del idioma y de cómo se mezcla la ciudad con la naturaleza (según se ve en google maps). Ahora, cuando veo el tipo de investigación biológica que se hace, me sigo preguntando qué hubiera pasado si nunca hubiera conocido a Steffen y mi plan de irme a probar suerte a Finlandia hubiera seguido en pie.

Porque claro, ustedes pueden decir que ahora, estando en Noruega, estoy más cerca que nunca de lograr mi sueño de conocer Finlandia y quizás geográficamente sí es así, pero más allá de eso, al haber optado por empezar una familia, ese libre albedrío con el que soñaba; el poder irme a lo trotamundos, a probar suerte, a dormir donde sea, a sobrevivir por las mías, ya no es una opción, y cuando decidí seguir el camino que me condujo a la vida que llevo ahora estaba plenamente consciente de eso, aunque estoy segura de que mucha gente pensó o piensa aún que en cierta medida usé a Steffen como un camino corto para llegar a Finlandia. Qué equivocados están, si es cosa de verme para saber que estoy más lejos que antes.
Ahora, si pienso en las cosas que me llamaron a enamorarme de Finlandia, hay muchas de esas cosas que también tengo acá. Las Auroras Boreales, el wolverine, la fusión de ciudad con naturaleza (mi cosa favorita de Noruega), entre otras.
Además, he visto varios ejemplos de gente teniendo grandes problemas para integrarse a la sociedad finesa, aún dominando el idioma y aún con contactos nativos, entonces si lo vemos así, fríamente, sin tomar en cuenta el factor amor, creo que estar acá frente a estar allá tiene muchas ventajas (las que por supuesto se multiplican si tomamos en cuenta que acá está el amor de mi vida), pero es la curiosidad del "qué hubiera pasado si..." lo que sigue dando vueltas en mi cabeza. Eso y el idioma, que me causa tanta fascinación como nunca logrará causarme el noruego. Y eso que el noruego ha logrado conquistarme como nunca pensé que lo haría!
Así que bueno, quizás nunca viva en Finlandia, pero sí sé que llegaré a conocer la ciudad en la que alguna vez soñé con vivir (Espoo), que apenas domine bien el noruego volveré a mis intentos de aprender suomi (el idioma de Finlandia) y que mientras no tenga un trabajo que me guste acá, seguiré mirando los centros de investigación de ensueño que tienen allá... pero aún con pros y contras entre Finlandia y Noruega, mientras tenga a Steffen, mi lugar siempre estará a su lado.

Para que se entretengan después de este post tan raro, mal redactado y fome, les dejo una de las canciones (letra y música) con las que practicaba suomi cuando estaba tratando de aprender. Es de uno de mis dibujos animados más queridos de cuando era chica, Muumi! (sí, también es finés).
Kun Muumipeikko, Pikkumyy
ja Muumipappa esiintyy.
Silloin laulu kutsukoon
tuijottelutuokioon.
Käy Muumilaaksoon!
Muumitalon asukkaat
seuraksesi kohta saat.
Pääset mukaan viidakkoon,
taikapilvikarkeloon.
Nyt Muumilaaksoon!
Paa-pa-pa-paa-pa...
Jos lähdet mukaan, lupaan sen,
saat muumihetken mieluisen,
vaikka Mörön märinä
voi värisyttää välillä.
Käy Muumilaaksoon!
Jo muumiperhe odottaa,
ja huuliharpun repustaan
kaivaa Nuuskamuikkunen.
Hän soittaa tutun sävelen.
Vie Muumilaaksoon!